sábado, 27 de octubre de 2007

Maiquetía



...La he cagado. Joder, joder, joder, en vaya lío me he metido. ¿Seguro? Recuerda, ¿ha dado algún dato, algo que pruebe que es quien dice ser? No, nada, todo lo he dicho yo. Además, está el fulano que se ha montado después. Está claro. A ver si salgo de ésta. Tranquilo, que no sepan que me te has dado cuenta. Respira...

...Analicemos las alternativas. Ellos son dos, y probablemente vayan armados. La primera opción es saltar cuando el coche vaya más despacio. Pero ¿y si tienen bloqueada la puerta? Me descubriría, y aún existe la posibilidad de que sólo quieran sacarme algunos bolívares por las buenas. Lo mejor será esperar. Mientras vayamos por zonas pobladas todo va bien. Ahora, si salen de la ciudad o se meten en una zona de chavolas, estoy muerto. Entonces sería mejor jugar con el factor sorpresa. Intentar huir, y si no es posible, hacerles frente mientras no se lo esperen...

...Es curioso que no sienta miedo, sino tristeza. Tristeza porque pueda morir aquí, tan lejos de la gente que quiero, y de esta forma tan estúpida. Lo que más me duele es no volver a verles...

...Concéntrate, aún no estás muerto. Sígueles la corriente mientras continúen con el engaño, y vende cara tu piel si llega el caso...

18 comentarios:

  1. No me asustes con posts así, hombre de Dios!

    Yo soy de los de vender la piel cara. De los de: iré al infierno, pero me llevaré a alguien conmigo.

    Un saludo, tovarich!

    ResponderEliminar
  2. Pues animate. yo me examino del A este miercoles... ¡Deseame suerte!

    ResponderEliminar
  3. Por cierto,¡¡¡felicidades, tito!!!

    ResponderEliminar
  4. bloguero en paro.29/10/07 1:52 p. m.

    La foto es el preludio de como acabará de construido tu pueblo. Si no tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Para mí estuvo pero que muy claro.
    Gracias Fastfood.

    ResponderEliminar
  6. Eres la víctima o el victimario?
    En cualquier caso, vende cara tu piel si llega el caso??
    Pues sí que hay que tener cuidadito contigo.
    Realmente triste.

    ResponderEliminar
  7. onde ta metío...
    yo pasé casi el mismo miedo en un pueblo de México, con el conductor de la frogoneta conduciendo a toda pastilla...

    ResponderEliminar
  8. Super claro! se montó en un Comes para ir otra vez a la Alameda!

    ResponderEliminar
  9. Es una licencia poética o te ha pasado de verdad????
    Yo me lo he creído enterito porque yo, como Valiada , sentí ese mismo pánico en México. Ahora solo es una anécdota que recordar y de la que reírme, pero pasamos miedito de verdad.

    Un bezito!

    ResponderEliminar
  10. Real como la vida misma, lovely. El lugar, Caracas, y el año, 2000.

    ResponderEliminar
  11. Esta entrada da muuucho mal rollo, pero mucho, mucho....

    ResponderEliminar
  12. jo pues que miedo ... la verdad si te quedas en casita te pierdes cosas maravillosas y s sales la lias.. pero hay que intentarlo no?

    ResponderEliminar
  13. Maiquetia...cuantos regresos y cuantas partidas.
    Imaginate lo que tiene que haber sido la Trocha antes de que volvieran a construir el puente.
    Que lastima, que tristeza que la vida humana se vuelva nada en ese clima de pobreza y degrado obligados, cuando es un pais bello de corazones capaces de gran generosidad.

    Relato de escalofrios!!

    Yo tambien me encontre' en un par de episodios parecidos, apuntada con pistola...ahora cuando lo recuerdo me asusta mas. Cuando te pasa tienes que razonar rapido de como sobrevivir y al mismo tiempo contra tu propia incredulidad
    ...si, la piel hay que venderla MUY cara!!! y poder contarlo despues... ;-)

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. La verdad, muchas veces pensamos en situaciones límite y yo creo que al final no sabemos realmente que hariamos ninguno.
    Yo he vivido algo parecido en alguna ocasión y desde luego cualquier parecido con peliculas es nulo. Por mucho que se explique es muy personal.
    Menos mal que luego el final siempre es feliz....hasta ahora.

    ResponderEliminar
  15. Nunca me ha tocado vivir nada parecido y espero seguir teniendo suerte, sé que tú la tienes.

    Un beso.

    ResponderEliminar