domingo, 30 de diciembre de 2007

Siempre Cervantes

A fe mía que es muy habitual contemplar una obra sin comprender totalmente su valor. La revisión, o en aqueste caso la relectura de las grandes obras no suele enpequeñecer, sino agrandar el aprecio que se les tuvo en la primera visita. Permítan vuestras mercedes que les ilustre con un caso que me ha acaecido hoy.
Soy, aunque seguidor de la verdadera fe y perseguidor de los hijos de la Pérfida Albión, aficionado a las comedias de unos mozalbetes que se hacen llamar Monty Python. En mi modesta opinión, uno de los momentos más sabrosos que han cocinado pertenece a la comedia intitulada "Los caballeros de la tabla cuadrada". En él, Arturo se encuentra con el Caballero Negro y se baten en reñido duelo.




Esta tarde, sin otro menester más provechoso al que dedicarme, me solazaba releyendo los capítulos iniciales del Quijote, como saben v.m. por mi perfil, uno de mis libros de cabecera. En el capítulo IV, nuestro héroe se encuentra con una caravana de comerciantes toledanos que van a comprar seda a Murcia. Don Quijote les exige que juren que no hay doncella en el mundo más hermosa que Dulcinea. Como quiera que uno de ellos hace burla del genial loco, éste arremete lanza en ristre, con tal mala fortuna (buena para el mercader), que Rocinante tropieza y Don Quijote da con sus huesos en tierra. A pesar del golpe, y sin poderse levantar por el peso de la impedimenta, Don Quijote aún dice:
"-Non fuyáis, gente cobarde; gente cautiva, atended; que no por culpa mía, sino de mi caballo, estoy aquí tendido."
La consecuencia de tan cómica gallardía es que uno de los mozos lo muele a palos con los trozos de su propia lanza, sin lograr cor eso acallarlo.
Paréceme que los anglos también leen a Cervantes.


PD: ¿Sabías que...
Trapisonda no es un lugar imaginario?
También llamada Trebisonda, es una ciudad turca junto al Mar Negro.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Aparcacoches

En estas fechas de paz y amor quiero hacer un homenaje a un colectivo incomprendido, injustamente vilipendiado, despreciado incluso. Se trata de esos hombres (mujeres no he visto ni una hasta ahora) que dedican su vida a cuidar de nuestros coches cuando no estamos: los vigilantes de aparcamiento urbano o a veces llamados aparcacoches.
Su invisible labor es encomiable. Porque, ¿qué sería de nosotros sin ellos? ¿quién protegería (de ellos mismos) a nuestros coches? En lugar de estar por ahí robando y extorsionando, estos bienhechores nos convencen de que lo mejor es pagarles por que cuiden de nuestros vehículos mientras están aparcados en la calle. Pero sin presiones. Con educación. A veces, hasta nos dan un papelito a cambio de nuestro dinero. ¿Quién puede pedir más?
¿Quién les puede culpar si tardamos mucho y cuando volvemos ya se han ido? Ellos no pueden estar ahí siempre. Si ya han hecho la jornada del día (algunos sacan bastante más que trabajando en la construcción), seguir recolectando euros sería ya ambición desmesurada.
Algunos vigilantes cuentan con el beneplácito municipal. Aplaudo fervorosamente a esos Ayuntamientos que potencian la figura del aparcacoches. Los mal pensados opinan que es una forma de quitarse un peso de encima, gravando a los ciudadanos con otro impuesto. Maledicientes...
Desde que ellos empezaron su magnífica labor, ahora da gusto ir al centro de las ciudades en coche. Sabes que indefectiblemente ellos van a estar ahí, y por el módico precio de un euro (166,386 pesetas, no lo olvidemos, o a veces más) te ofrecen sus servicios. Hay quien se escapa con menos o incluso no paga, pero entonces la protección no está 100% asegurada, como es natural y comprensible. Otros recorren más distancia buscando un aparcamiento no vigilado o incluso prefieren ir a pie para evitar el pago. Despreciable.
En definitiva, desde aquí todo mi apoyo y mi cariño al colectivo de los vigilantes de aparcamiento callejero. Por los cojones.

PD: Como en todo colectivo, hay excepciones. No sólo hay drogadictos y vagos en general, sino también algunos minusválidos y otros colectivos con difícil inserción en el mercado laboral, como los inmigrantes sin papeles. A estos últimos no me importa pagarles el impuesto revolucionario de aparcamiento, sobre todo si lo piden con educación y ayudan a aparcar o salir. Es a los primeros (la mayoría) a los que le dedico este sentido homenaje.

domingo, 23 de diciembre de 2007

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Enlazando

Los más avispados habréis notado que he incorporado en la barra lateral los elementos compartidos vía Google Reader. De nada.
Para el que no lo sepa Google Reader es una de las muchas utilidades que permiten seguir las novedades en tus páginas favoritas (lectores RSS). Como todas las aplicaciones Google son fáciles de usar y sobre todo, es una aplicación web, por lo que nuestro perfil es accesible desde cualquier lugar.
Total, que vía Reader, en Microsiervos, leí que el propósito inicial de los weblogs era simplemente dejar para los amiguetes una lista con los enlaces a nuestras páginas preferidas. Sinceramente me parece un fin poco ambicioso. Si todos nos dedicáramos únicamente a enlazar no habría páginas con contenidos a las que enlazar (aunque también habría menos basura almacenada por ahí, todo hay que decirlo).
En La Guarida seguiremos haciendo ambas cosas. Enlazar y producir basura, quiero decir.
Hoy toca enlazar, vía tvspot, a un video muy simpático cuya canción forma parte del último anuncio de Samsung, el del tío que va fotografiando corazones. Alguno reconocerá en él el ambiente de su última cena de empresa :). Qué bonito es el amor.



Ah, se me olvidaba, Totito me pidió que diera mi propia definición de aaaaarte. En lugar de una voy a dar dos.

Para las chicas el aaaaarte es la forma que tienen de expresar su rico mundo interior, interpretar la realidad y conmovernos de algún modo.

Para los chicos ser aaaaartistaaaa es una estrategia para intentar llevarse a alguna amante del aaaaarte a la cama.

He dicho.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Fotos con el móvil

Durante un tiempo me resistí a llevar móvil. Luego caí por mi mala memoria: la agenda del móvil me servía para avisarme de las reuniones a las que olvidaba acudir cada dos por tres. Ahora lo llevo por obligación, pero al menos el modelo que me han agenciado tiene muchas utilidades, gps, wifi... y una cámara de fotos. No es una maravilla, pero para un aquí te pillo aquí te mato vale.
Aquí dejo una muestra de lo que he capturado en los últimos días. Como se puede ver, tengo debilidad por las puestas de sol.


Atardecer en la playa de la Victoria. No anduve rápido y no dió tiempo a hacer una segunda toma. Mala suerte, porque unos segundos más tarde hubo rayo verde, el segundo que veo en mi vida.


El sol ya se ha puesto en el muelle de Puerto Real. La foto no logró captar la visión de la que disfrutamos esa tarde. El cielo estaba de un rojo espectacular, como jamás había visto.


Playa de la Cachucha, de nuevo en Puerto Real. Muy pequeñito, al fondo, se adivinan los cuatro palos del Juan Sebastián Elcano dirigiéndose al arsenal de la Carraca.

Una plaza en Cádiz. Un gato se acerca lentamente a un grupo de palomas con aviesas intenciones, cual leona que acecha a las gacelas. Un segundo más tarde saltó... pero no pilló ninguna.


Por último otra puesta de sol, la que se vió ayer desde Cádiz. No hubo rayo, pero como siempre, mereció la pena esperar unos minutos para contemplar el espectáculo.

sábado, 8 de diciembre de 2007

Marcos

Sigo lápiz en mano, y esta vez le ha tocado el turno a mi sobrinito y ahora también ahijado Marcos. Naturalmente él es más guapo en vivo, pero con este retrato rápido os podéis hacer una idea. El tío tiene unos mofletes para comérselos.



martes, 4 de diciembre de 2007

¡Ya tengo el carnet de moto!

Pues eso, que esta mañana he pasado el práctico de maniobras y ya puedo llevar motos de más de 125 cc. y 15 kw.
Ha sido más fácil de lo esperado. Hace menos de tres semanas que me decidí por sacarme el A y con sólo tres clases prácticas ya está superado. El teórico específico es una tontería, de fácil que lo ponen. El práctico en circuito es más jodido, más que nada porque no hay quien evite los nervios. La mayoría del personal se cae de la famosa tabla, aunque también hay quien la pifia en la frenada. Hoy ha habido un chico que de los nervios se ha comido varios conos en el trébol. Yo los he controlado y afortunadamente lo he sacado de primera. Como ya tenía el B no tengo que hacer el práctico de calle, así que el carné me ha salido por menos de 400 €.
Por si hay alguien interesado, unos consejos para el circuito. El truco de la tabla es simplemente encarar bien y dar un buen acelerón antes de entrar. Una vez dentro se puede pillar el embrague y simplemente dejarse llevar. Si la aceleración ha sido suficiente ni te enteras y ya estás al otro lado. Si dudas y no aceleras lo suficiente es más difícil conservar el equilibrio. Como no se puede acelerar encima de la tabla, hay quien se cae simplemente porque se les ha acabado el impulso.
En cuanto a la aceleración y frenada, lo aconsejable es dar un buen acelerón en primera nada más salir del pasillo (que se oiga bien), cambiar rápidamente a segunda, acelerar un poco y prepararse para frenar en seguida con el trasero. Cuando estemos a unos dos metros del listón, frenar con el trasero bloqueando la rueda y derrapando, y en cuanto lo toquemos frenar en seco con el delantero. Y ya está. En youtube hay varios videos de gente aprobando y suspendiendo el práctico.
Ahora toca elegir máquina. Lo que estoy buscando es una moto de media potencia de carretera, pero cómoda y maniobrable porque también va a rodar mucho por ciudad. Las que más se ajustan a este perfil son las naked, pero me he puesto como condición que tengan al menos un semicarenado, porque ya he conducido una naked desnudita del todo y el viento es un coñazo a partir de los 70-80 km/h. Estaba casi decidido por la Suzuki GS500F, pero resulta que ya se han vendido todas las puestas en venta para este año y el que viene la sustituyen por la Bandit 650. Ahora mi mejor opción es la Honda CBF600S pero aún no estoy del todo decidido. ¡Acepto sugerencias!

domingo, 2 de diciembre de 2007

Tórax masculino

Hay una frase hecha que dice gustarle algo a uno más que a un tonto un lápiz. Bueno, evidentemente yo soy uno de esos tontos. Es con un humilde pero versátil lápiz con lo que me siento más cómodo.
El dibujo de hoy se lo dedico a mi amigo Nigromontano. Él sabe porqué.

viernes, 30 de noviembre de 2007

¿Eres un friki?

Los seres humanos tenemos la manía de ponerle nombre a todo. No es culpa nuestra, sino de Dios. Léase el Génesis.

Yahvéh Dios formó, pues, de la tierra, toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. (Gn.2.19)

Cuando digo ponerle nombre a todo, eso incluye subdividir y clasificar a totus quisque, incluyendo a los mismos seres humanos. Por otra parte, aunque nuestra muy antigua y muy noble lengua ya es prolija en términos, es evidente la profunda influencia que el idioma del imperio está teniendo de un tiempo a esta parte en nuestro cotidiano parloteo.
Hoy me quiero detener en un término que está teniendo un particular éxito: friki (también españolizado a friqui).
La palabreja deriva del inglés “freak”, que como adjetivo se aplica a algo o alguien anormal o poco usual. En argot se usa para personas con desviaciones sexuales o drogadictas. Un uso más moderno del término se refiere a alguien obsesionado con algún tema concreto (p.e. film freak, loco por el cine).
En español ha tomado dos acepciones:
(1) De marcado carácter peyorativo y más próxima al significado original, es la que relaciona al friki con personajes como Carlos Jesús o Leonardo Dantés.
(2) Derivada quizás de la acepción moderna del término en su idioma original, se refiere a alguien obsesionado con temas como los comics, la saga de la Guerra de las Galaxias, la informática e internet, etc. Aquí es más adecuado el término inglés "geek". Otra palabra cercana es "nerd" (empollón). En ambos casos el estereotipo es el de una persona tímida y poco sociable, más interesada en su afición que en las relaciones personales.
Pero todo evoluciona, y esta segunda interpretación del friki se está desposeyendo poco a poco de sus significados peyorativos. Los frikis del mundo se están uniendo para reevindicar su derecho a existir. Hasta hay un día del orgullo friki (25 de mayo).
Además, ya friki puede ser cualquiera. En su sentido amplio hasta vosotros, que perdéis una razonable cantidad de tiempo leyendo y escribiendo en blogs, podríais ser considerados frikis. Otras aficiones que pueden ser consideradas frikis son el gusto por la historia militar o los juegos de rol. En definitiva, cualquier tema alejado de los gustos dominantes. ¿Te encanta el tiro con arco, la literatura de ciencia ficción o hacer nudos? Friki total. Si seguimos así, lo que será realmente friki(1) es no ser un friki(2).

Así que, sin ánimo de ofender, ¿te consideras un friki?

Para saber más: wikipedia.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Percusionistas de pacotilla


Título: Percusionistas.
Autor: Joe McNamara.
Fecha de ejecución: Noviembre 2007.
Técnica: Retoque fotográfico con Photoshop.
Tamaño: 1632 x 1276 píxeles
Tema: Tres figuras que hacen el papel de percusionistas sobre un fondo a lo Futurama.
Comentario del autor: “El otro día ví esta foto de mis amigos Totito, Danielle y mía del verano del año pasado, y se me ocurrió que no estaría mal pasarla por Photoshop. Estábamos pintando en el patio del bar de Peter, y como me llevé la cámara para terminar el cuadro en casa nos dió por hacer un poco el loco. Después de visitar Dibujos para canciones me entraron ganas de ponerme manos a la obra. Por cierto, Iller, puedes vengarte en la figura del pantalón azul.”

sábado, 17 de noviembre de 2007

La máquina nos usa / somos nosotros

Hoy he tropezado con este estupendo video sobre la evolución revolución de la información que nos ha traído internet, desde el hipertexto al xml y más allá. Disfrútenlo.
Aviso a los navegantes: está en inglés.

lunes, 12 de noviembre de 2007

La bolsa de la maquinilla

Detesto tener mucho pelo en las patillas. Más que nada porque de ser así me entretengo ensortijándolo. ¿Y porqué os cuento esto? Porque hace un rato he cogido la maquinilla de pelar para darme un rapado, y cuando he vuelto para guardarla en su bolsa me he encontrado con esta imagen. Primero he dado un respingo, pero luego por poco me muero de la risa.


¡Esta Tica es un caso!

sábado, 27 de octubre de 2007

Maiquetía



...La he cagado. Joder, joder, joder, en vaya lío me he metido. ¿Seguro? Recuerda, ¿ha dado algún dato, algo que pruebe que es quien dice ser? No, nada, todo lo he dicho yo. Además, está el fulano que se ha montado después. Está claro. A ver si salgo de ésta. Tranquilo, que no sepan que me te has dado cuenta. Respira...

...Analicemos las alternativas. Ellos son dos, y probablemente vayan armados. La primera opción es saltar cuando el coche vaya más despacio. Pero ¿y si tienen bloqueada la puerta? Me descubriría, y aún existe la posibilidad de que sólo quieran sacarme algunos bolívares por las buenas. Lo mejor será esperar. Mientras vayamos por zonas pobladas todo va bien. Ahora, si salen de la ciudad o se meten en una zona de chavolas, estoy muerto. Entonces sería mejor jugar con el factor sorpresa. Intentar huir, y si no es posible, hacerles frente mientras no se lo esperen...

...Es curioso que no sienta miedo, sino tristeza. Tristeza porque pueda morir aquí, tan lejos de la gente que quiero, y de esta forma tan estúpida. Lo que más me duele es no volver a verles...

...Concéntrate, aún no estás muerto. Sígueles la corriente mientras continúen con el engaño, y vende cara tu piel si llega el caso...

viernes, 19 de octubre de 2007

¡Bienvenido, Marcos!

Hoy es un día muy feliz: mi hermana ha dado a luz a Marcos, mi primer sobrino.
Marcos ha tenido la gran suerte de nacer en un país desarrollado y democrático, posiblemente en la época de mayor bienestar de la historia y dentro de una familia que lo va a querer con locura. Es un afortunado.
Sin embargo me inquieta el porvenir que le espera. La superpoblación, la sobreexplotación de los recursos, la destrucción de los hábitats naturales, el calentamiento global, el terrorismo, las pandemias o el riesgo siempre latente de guerra nuclear son algunos de los jinetes del apocalipsis que amenazan su recién inaugurada existencia.
¿Tendremos el mismo nivel de bienestar (en esta parte del planeta al menos) cuando él tenga mi edad actual? ¿Sereremos lo suficientemente inteligentes para salir del paso o iremos al desastre? ¿Qué mundo le dejaremos a Marcos y su generación?
Las perspectivas no son nada halagüeñas y mi habitual pesimismo sale a la luz. Pero todo se me olvida cuando me viene a la mente la pequeña y rosada carita de mi sobrinito. Él me recuerda que la vida se abre paso, como decía el matemático del caos de Jurasic Park.
Bienvenido y sobre todo buena suerte, Marcos.

domingo, 23 de septiembre de 2007

Combate del Portazgo

Como anticipo al Bicentenario de las Cortes de Cádiz se están celebrando diversos actos conmemorativos en la Isla de León. Hoy me ha tocado asistir a una recreación histórica del combate del Portazgo. Éste tuvo lugar el 7 de febrero de 1810 entre las tropas napoleónicas y las españolas en las cercanías del puente Suazo, sobre el caño de Sancti Petri, frontera natural entre Puerto Real y San Fernando. El resultado de la batalla fue favorable a las tropas españolas, y supuso el inicio del sitio de la Isla de León, ya sabéis, cuando España fue una isla...
Si queréis saber más sobre el desarrollo de la batalla, he encontrado una página muy interesante: Combate del Portazgo. Inicio del Sitio de Cádiz
Perdonad la mala calidad de las fotografías, pero el sol daba de plano (tengo la cara quemada) y de frente, y la recreación estaba lejos del público. De todas formas todas se pueden ver más grandes si picáis encima.

Foto1: Una lancha cañonera francesa se dirige hacia la Isla. Al fondo un baluarte con tropas españolas.

Foto 2: El emisario francés pide la rendición al alcalde de la ciudad, que responde con las históricas palabras : "La Ciudad de Cádiz y la Isla de León, fieles a lo que han jurado defender, no reconocen más rey que a Fernando VII". El figurante era francés de verdad.


Foto 3: Un figurante del Regimiento de Voluntarios Distinguidos de la Isla de León, con sistemas de comunicación un poco avanzados para la época.

Foto 4: Tropas españolas en la parte sur del puente Suazo, que se ve al fondo.

Foto 5: Cañoneo en el baluarte.


Foto 6: Las tropas españolas se retiran victoriosas


En fin, una mañana entretenida. Lástima de la calor. Si yo me he derretido los sesos, no sé cómo lo habrán pasado los pobres figurantes con sus trajes de paño y sus sombreros de piel.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Impasse


y sé que vas a estar mejor cuando me vaya
y sé que todo va a seguir como si nada
mientras escribo sobre la arena
la frase tonta de la semana
aunque no estés para leerla
en esta playa


Texto: La Quinta Estación. Frase tonta de la semana.
Foto: Todd Sterling. Cannon Beach, Oregon.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Batiburrillo mix

Empezaré este batiburrillo con una canción de la que ya colgué la letra hace ya dos años... Porque una cosa es leerla (mizerable apuntó que pringaba la pantalla de melosa) y otra escucharla. Sí, me gusta Gianmarco, y no, no soy moñas. Si os gustó, os recomiendo también que escuchéis al menos "Retrato" y "Señora, cuénteme".



Cambiando radicalmente de tema, encontré esta web: Pobediteli, Soldiers of the Great War, dedicada a los rusos que cayeron en la 2ªGM. Lo interesante de esta página es que contiene un mapa multimedia que nos describe paso a paso el desarrollo del frente del este. Parte negativa: está en inglés (o ruso, claro). Parte positiva: todo lo demás.

Más cosas. Curioseando el tema del Trocadero encontré la wikimapia, que no conocía, y oh, sorpresa, al menos la zona de la bahía de Cádiz está bastante bien descrita. Si queréis conocer un poco más Puerto Real, pinchad aquí. Una curiosidad: alguien comenta en la entrada "Barrio Jarana" que la expresión "irse de Jarana" proviene del hecho de que estas casillas, a medio camino entre San Fernando y Puerto Real, eran lugar de "esparcimiento" de marinos. Esto ya lo había escuchado por ahí, pero sigo sin poder confirmarlo fehacientemente. ¿Alguien puede hacerlo?

Un blog interesante para los amantes de la ciencia. Vía Iller y su blog Dibujos para Canciones (también recomendable como ya he dicho en algún sitio) llegué a CPI (Curioso pero inútil). Realmente curioso, tal y como dice su título. El truco de la banana no es tan fácil de pillar como dice.

Terminaré como el Ejecutivo Agresivo, con un video y una frase.
El video:



La frase:
"La única forma de que los amigos no terminen defraudándome es no esperar nada de ellos". Leoncio León Malatestov.

sábado, 1 de septiembre de 2007

Toy abrasao


Obviamente dedicado a Beaumont, de La llave de cristal (entre otros), que ya es más gadita que polaco. Con todo el cariño.

domingo, 26 de agosto de 2007

Historias de batallas: El Trocadero

¿Qué relación tienen las dos imágenes siguientes?



En apariencia ninguna, sin embargo los jardines de París que están al pie de la torre Eiffiel llevan el nombre de un pequeño rincón de Puerto Real.

En esta página hemos contado algunas historias de batallas que tuvieron lugar en sitios tan lejanos como Holanda o Israel. En realidad no tendríamos que ir tan lejos para encontrar hechos bélicos relevantes. La bahía de Cádiz ha sido desde antiguo escenario de sangrientos enfrentamientos. Su estratégica posición a la salida del Estrecho de Gibraltar y cara a América, su carácter de puerto natural y las riquezas de la campiña que lo circunda han sido a la vez motivos para su prosperidad y su destrucción.
Hoy vamos a rememorar una contienda a pequeña escala pero que tuvo gran trascendencia: la batalla del Trocadero.
La bahía de Cádiz tiene dos senos. El mayor, a la entrada, comprende desde Rota a Cádiz pasando por El Puerto de Santa María. El menor baña Puerto Real (el llamado Saco de la Bahía) y San Fernando. En medio, partiendo la bahía en dos está el istmo de Matagorda o del Trocadero, que pertenece al término municipal de Puerto Real.
En la actualidad casi todo el tráfico marítimo se realiza en el seno mayor. El Puerto de Cádiz y la Base de Rota se encuentran allí. En el seno menor sólo se localizan los arsenales de La Carraca, mientras que en el propio istmo están los muelles de La Cabezuela y los Astilleros de Navantia. En el pasado, sin embargo, el mayor abrigo que ofrecía el seno menor hacía que la mayoría de las naves fondearan allí. El trasiego de mercancías hacia tierra se hacía por el sistema de barcaje, es decir, mediante barcas que circulaban entre los barcos y las playas, sin que existieran infraestructuras portuarias importantes.

En el siguiente álbum podéis ver la situación de la zona en zooms sucesivos.




El siguiente dibujo da una panorámica de la zona, tal y como es hoy día.


Protegiendo la entrada a esta bahía interior se encontraban los fuertes de Puntales (en Cádiz) y Matagorda (en Puerto Real), cerrando con su fuego cruzado la parte más estrecha del canal. En la parte interior del istmo, separada del mismo por un caño, está la isla del Trocadero, en cuya punta más cercana a Cádiz se encontraba el castillo de Fort Luis o fuerte de San Luis. Este fuerte podía batir a las posibles naves enemigas que lograran pasar el canal. Para proteger el acceso a estas baterías desde tierra se construyó la Cortadura, que es un canal artificial que separa el istmo del continente. El canal e isla del Trocadero tenían también una importante función como puerto de mercancías y carenado de buques. En el siguiente plano, elaborado por John Wilcox en 1739 ( a saber con qué aviesas intenciones) se puede apreciar la situación de los fuertes.


El plano que sigue, que muestra el castillo de Fort Luis, data de 1812 y está firmado por José Prieto.

Estas construcciones tuvieron gran importancia durante la Guerra de la Independencia. Los franceses, que ocupaban Puerto Real (de hecho, la redujeron a la nada), y el istmo, bombardeaban Cádiz desde Matagorda y Fort Luis, recibiendo el fuego desde Puntales. Las bombas de los fanfarrones, con las que se hacían las gaditanas tirabuzones, provenían de las Cabezuelas. Cádiz, de la misma forma que la aldea gala de Asterix (pero en real), resistió al invasor, y Las Cortes reunidas aprovecharon la ausencia del monarca para proclamar la primera Constitución española (la “Pepa”, de la que en el 2012 celebraremos su bicentenario).
Una vez acabada la Guerra, Fernando VII “el Deseado” volvió, pero renegó de la Constitución y pidió la ayuda de la Santa Alianza, un pacto entre los monarcas absolutistas europeos para luchar contra las ideas liberales. En 1823, el rey francés Luis XVIII acudió en su ayuda con los Cien Mil Hijos de San Luis, al mando del Duque de Angulema (el futuro y efímero Luis XIX). Éstos apenas encontraron oposición en su avance al sur, ocupando Madrid y pasando a Andalucía, persiguiendo a los liberales que huían a Cádiz con el monarca.
Cádiz se aprestó de nuevo a la defensa, la primera línea de las cuales se situó en la Cortadura que daba paso al istmo del Trocadero. A toda prisa se retomaron las obras de reconstrucción de las defensas, destruidas durante la anterior Guerra de la Independencia. Los españoles dispusieron en la primera línea, en la orilla de la Cortadura, caballos de frisa, que no son sino un sistema de vigas cruzadas terminadas en armas blancas para dificultar el asalto. Después seguía una línea de trincheras en forma de dientes de sierra y finalmente una loma coronada por piezas artilleras.
Las primeras escaramuzas se produjeron el 16 de julio, pero sólo se trataba de un tanteo. Mientras tanto, se iniciaron los trabajos de reconstrucción de los fuertes de Matagorda y Fort Luis.
El 30 de agosto los franceses bombardearon las líneas de defensa españolas, especialmente la línea del Trocadero y el Molino de Guerra. Entre las 2 y las 3 de la madrugada del 31 los franceses, posiblemente ayudados por algún traidor local, vadearon sigilosamente el caño de cortadura con el agua al pecho y las armas en alto, tomando por sorpresa a las tropas españolas.

“La primera línea quedó fácilmente tomada, así como el Molino de Guerra.
No pudiendo juntarse muchos para arrollar á bayoneta al enemigo, ocurriendo lo inevitable y terrible confusión, propia de casos semejantes. Los cuerpos en la oscuridad de la noche se habían mezclado unos con otros. Grases se había retirado a segunda línea. El enemigo volvió contra los españoles sus propias piezas, arrojando granadas á los que huían. […]
Hasta las nueve de la mañana lograron prolongar la resistencia.[…]
Embarcáronse unos en dirección de Puntales; muchos murieron ahogados en el fango del Caño; otros buscando la salvación ó perecieron por el fuego de los franceses ó quedaron prisioneros de los franceses, entre ellos el Coronel Grases y los Tenientes del cuerpo de Ingenieros D. José Falledo y D. Pedro Abelló. Calculóse en mil hombres la pérdida de esta acción.”
Diario general de las operaciones de la guerra en la isla gaditana. Adolfo de Castro.

A pesar de la derrota, Cádiz seguía resistiendo. Finalmente, Fernando VII pactó con los liberales la rendición de la ciudad a cambio de respetar la Constitución. Pero una vez en campo francés se unió al invasor y decretó la abolición de todas las normas liberales. Los franceses entraron por fin en Cádiz y se puso fin temporalmente al sueño liberal.

Por lo tanto, en la París de la libertad, la igualdad y la fraternidad, tienen una plaza que conmemora la victoria del absolutismo contra las libertades, y que lleva el nombre de una zona olvidada de la costa gaditana, hoy día convertida en embarcadero de barquillas de pesca.


Fuentes:
Wikipedia
Google Earth
El Trocadero y su gente, Francisco Ruíz Serrano
Diario general de las operaciones de la guerra en la isla gaditana, Adolfo de Castro.

miércoles, 22 de agosto de 2007

La tapa del váter: el ensayo definitivo

Una de las características principales que diferencian al macho y la hembra de la especie humana es que el primero suele dejar la tapa del váter levantada, lo cual enfurece enormemente a la segunda. Esto ha sido así desde que dejamos de hacer nuestras cositas en un agujero, y seguirá así hasta que a algún listo se le ocurra comercializar a gran escala la automatización del mecanismo.
Leoncio León Malatestov (Nashville, 1975), en su búsqueda del conocimiento intrínseco de las cosas importantes de la vida, ha dedicado varios lustros al estudio del fenómeno. Sus conclusiones se acaban de publicar en la magna obra “Open or closed, the difference between a successful marriage and a disaster” (Ed. Chunged Editors, 2007).

Resumimos aquí las conclusiones del eminente sociólogo, aunque para una mejor comprensión del tema les animamos a que se lean las 758 páginas de las que consta esta obra maestra.
1) El 89% de los hombres deja la tapa del váter abierta en más de un 75% de las ocasiones. Del 11% restante, un 80% se declara abiertamente homosexual.
2) La tapa del váter fue causa directa de un 15% de los divorcios registrados en EEUU en la década de 1985 a 1995, y causa secundaria en otro 50%.
3) Un 85% de los hombres achaca su olvido al hecho, por otro lado evidente, de que sólo ellos necesitan levantar las dos tapas a la hora de miccionar. El 15% restante reconoce que lo hacen por fastidiar a su pareja.
4) Un 95% de las mujeres achacan el olvido de los hombres a las ganas de fastidiar. Del 5 % restante, un 50% suele miccionar de pie.

Leoncio acaba de forma bastante pesimista su obra, recomendando a las parejas que pretendan tener éxito en su relación el uso de cuartos de baños separados o la instalación de un urinario. Para los que no dispongan de espacio, recomienda la interposición de algún objeto entre la tapa y el depósito, de tal forma que sólo aguantando con la mano se pueda mantener abierta la tapa. Resulta más incómodo para el macho, pero mucho más barato, sobre todo si se compara con lo que cuesta un divorcio.

¡Buena memoria y sobre todo buena puntería!

miércoles, 15 de agosto de 2007

Coco Chanel

Siempre tuviste pluma. Sin embargo tu familia se empeñó en que fueras un macho. Nunca entendieron muy bien porqué me tienes tanto cariño. Porqué más que una amistad, parecía que había algo más entre nosotros.
Esta semana por fin tu naturaleza se abrió camino y saliste del armario. Ellos no lo han aceptado demasiado bien. Son muchos años diciéndote lo guapo que eres, para ahora tener que decirte guapa. Para mí no ha sido ningún trauma. Te sigo viendo igual, te sigo queriendo igual.
La única diferencia es que ahora, en lugar de mi lorito, eres mi lorita Coco… Chanel.




domingo, 12 de agosto de 2007

Contraseñas

Hoy en día el que más y el que menos debe memorizar una gran cantidad de números y claves. Ya casi nadie memoriza teléfonos, pero aún suele ser útil recordar el número del DNI e incluso el de la Seguridad Social. No es lógico llevar anotado en la cartera el pin de la tarjeta de débito, así que hay que retenerlo en la memoria. Pero es que hoy en día se usan muchas más claves. Si alguien descubriera alguna de ellas quizá no nos pueda hacer mucho daño, como la clave de la fotocopiadora de la oficina, pero otras, como la clave de acceso a nuestro banco por internet, puede hacernos mucho la puñeta si es descubierta.

Más ejemplos de accesos con contraseña:
- Código de operaciones bancarias por teléfono o Internet.
- Acceso a buzones de correos (normalmente cada persona tiene tres o más).
- Inicio de sesión en el ordenador.
- Accesos a otros servicios por Internet (por ejemplo, blogger).
- Acceso a aplicaciones usadas en el trabajo.
- Código del certificado digital.

Así, el usuario se encuentra con una disyuntiva: necesita poder recordar muchas claves, por lo que intentará usar claves comunes para cosas diferentes y que sean fáciles de recordar.
Pero lo anterior va en contra de la seguridad.
La mayoría de la gente usa claves relacionadas con su vida personal o familiar. No es muy habitual que se use el propio nombre, pero también se encuentra el caso. Lo normal es usar el nombre de una mascota, o la fecha de nacimiento de alguien cercano. Estas claves son reventadas con facilidad, a veces sin necesidad de un software de ataque. Por ejemplo, algunos buzones de correos permiten la posibilidad de recuperar claves olvidadas mediante la respuesta a una pregunta personal. La mayoría de la gente formula y responde a esas preguntas pensando en facilitar que sean recordadas en caso de necesidad, y no en que algún curioso puede venir algún día y robarnos nuestra cuenta.

¿Qué es lo recomendable?
Primero: Nunca escribir las claves, ni decírselas a nadie.
Segundo: No utilizar palabras que se puedan encontrar en un diccionario, y menos, que estén relacionadas con nuestra vida personal o familiar. Lo mejor es utilizar un generador aleatorio de claves.
Tercero: Intentar utilizar claves de longitud larga (al menos 6 dígitos), y a ser posible, alfanuméricas (es decir, que contengan letras y números).
Cuarto: Cambiar periódicamente las claves. Lo habitual es usar una palabra clave más el mes y el año (por ejemplo: mesa0807). Es lo habitual y lo más fácil de reventar.
Quinto: Nunca marcar la opción “recordar contraseña”.
Sexto: No compartir claves para distintas aplicaciones.

Estoy casi seguro de que casi nadie cumple alguna de estas recomendaciones. Yo mismo me salto varias. Pero es que quizás queramos ser descubiertos, ¿o no?

Y ahora un caso verídico. De pequeño había un anuncio en la tele en el que decían: ¡Contraseña! ¡De Danone! No sé si lo recordaréis. Mi hermana y yo jugábamos a que cuando alguien de la familia salía a la calle y quería entrar, al llamar tenía que dar esa contraseña. Una vez llamaron, yo pregunté la contraseña, y de fuera me llegó el ¡De Danone! Abrí la puerta ufano, esperando encontrar a mi madre, y en su lugar me encontré a un señor con bigote vendiendo muergos. Quod erat demostratum.

martes, 7 de agosto de 2007

Jefes

Si trabajas para una empresa, o eres el dueño o tienes un jefe. Eso si no tienes la mala suerte de caer en una de esas con estructura matricial, o incluso matricial tridimensional, en las que te caen dos, tres o más jefes según las funciones. ¿Cómo lidiar con esos especimenes laborales llamados jefes? La cosa no es sencilla, porque aunque todos parezcan iguales, lo cierto es que la tipología es interminable.

Me he documentado un poco, y vía Frikipedia he encontrado las siguientes clasificaciones:

Por su ascensión
Ascensión digital: O sea, de dedo, designado desde arriba.
Ascensión genealógica: Está de jefe por que lo puso su puñetero padre.
ER TREPA: Clásico entre los clásicos, básicamente trepa agarrándose donde sea. Su arma más poderosa es el cepillo. (No vamos a entrar en chistes fáciles)
Ascensión meritoria: No suele ser muy común, y no dura demasiado.

Clasificación india

Jefe Inca: Pasa todo el día en la oficina. Desde que llega a las 8 hasta que se va por la tarde, se pasa el día INCA-ndotela.
Jefe Maya: Entra a las 8 de la mañana y sale a las 9. Cuando llega media hora antes de cerrar, preguntan: "¿MAYA-mado alguien?".
Jefe Azteca: Entra y sale de la oficina, generalmente para decirle a sus subalternos "AZTECA-rgo de esto, AZTECA-rgo de lo otro".
Jefe Alapajoe: Desaparece toda la semana del trabajo, para llegar el viernes a las 3 de la tarde y soltar alegremente: "ALAPAJOE (Ahora pá joder) reunión a las 5).

Clasificación animal

Jefe León: Ruge, le da por detrás a todo el mundo, pero nunca hace nada.
Jefe Avestruz: Ante los problemas, mete la cabeza en la tierra a la espera que todo pase.
Jefe Dinosaurio: Básicamente genera ingentes cantidades de mierda.

Yo tengo mi propia clasificación, basada en la experiencia de 10 años y 8 jefes (directos, más los indirectos).

Jefe autoritario: Te deja claro desde el principio quién manda. Sus decisiones no son discutibles. Son dogmas de fe. Con él sólo funciona el “sí bwana”. Mejor pasar de él o te amarga la existencia.

Jefe coleguilla: Totalmente opuesto al anterior, trata de convencerte de que es tu amigo del alma. Como pone demasiado esfuerzo en ello, no sabes si creértelo o es que te quiere comer el coco para que trabajes más (o algo peor). Desconfía.

Jefe pasota: “No me cuentes penas, cuentame alegrías” podría ser su leif motive. No hace nada por ti, ni te ayuda cuando te hace falta, pero tampoco da por saco. Probablemente el mejor tipo de jefe. Procura conservarlo.

Jefe implicado:Le gusta tanto su trabajo que quiere estar al tanto de todos los detalles, con lo que no te deja respirar. Termina haciendo él el mismo trabajo que tú, con lo que terminas preguntándote porqué el cobra más si hace las mismas cosas. Naturalmente eso significa que el trabajo de jefe, sea el que sea, se deja sin hacer. Aquí no hay solución. Mejor cambiar de empresa.

Espero haber sido de ayuda. La Guarida ha cumplido de nuevo con su función social.

Pero bueno, ¿todavía aquí, leyendo tonterías cuando tendríais que estar trabajando? ¡A LA PUTA CALLE!

sábado, 4 de agosto de 2007

Hind vs Apache

No sé si ya os había dicho alguna vez que me encantan los simuladores de vuelo. Mis preferidos son los de helicópteros y, aunque esté feo admitirlo, si son de combate mejor. En la vida real pilotar un bicharraco de esos ya debe ser de por sí bastante emocionante, pero frente a la pantalla de un ordenador o le añades el apunta-dispara-elude misiles o te aburres pronto del reto de aterrizar en sitios difíciles.

Cuando acabé la carrera y estaba a la espera de entrar en la mili me aburría cantidad. Entonces un conocido me prestó el Hind, un simulador del helicóptero de combate ruso Mi-24, recién publicado por Digital Integration (1997). Me gustó tanto que cuando lo devolví a su dueño fui directo a la tienda a comprármelo. Era un simulador bajo DOS, pero bastante bueno gráficamente para su tiempo. En modo realista era realmente complicado de pilotar, sobre todo a bajas velocidades. Se trataba de una secuela del Apache, otro juego de similares características que nunca llegué a encontrar. La de horas que le habré echado a "eliminar" muyahidines. Aún conservo el juego en su caja, con los mapas de Afganistán y Corea. Más por cariño que otra cosa, porque tras instalar el Windows 98 SE ya no pude jugar más.

He estado algunos años huérfano de un simulador de combate de helicópteros decente. Maté el gusanillo con los helicópteros civiles que trae el Microsoft Flight Simulator y el X-Flight, pero como que no es lo mismo. Me decepcionó mucho el Comanche 4, porque más que un simulador es un arcade en 3D.

Horas de búsqueda en la web me llevaron hace poco hasta un juego ya también bastante viejo, el Apache AH-64 Air Assault, de Activision (2003). Y bueno, no es tan realista como el Hind, pero tiene una dificultad mínimamente aceptable para mis exigencias y sobre todo es bastante adictivo. ¿Dónde falla? Una de las características de un helicóptero es que al par motor sobre la hélice se opone una reacción sobre el cuerpo de la aeronave, que hace que ésta tienda a girar en sentido contrario al de las palas. Para contrarrestar este par hace falta la hélice de cola. A mayores revoluciones, mayor par, y por tanto, más caña tenemos que darle a la hélice trasera. Este efecto va disminuyendo al aumentar la velocidad de navegación del helicóptero, debido al efecto de arrastre del aire. Pues bien, a la hora de pilotar eso se traduce en que a bajas velocidades sea necesaria cierta habilidad para controlar la hélice de cola, o nuestro helicóptero girará a un lado y a otro según aumentemos o bajemos las revoluciones del motor principal. Suena difícil pero al final se hace intuitivamente, según se va cogiendo experiencia. Hace poco estuve a punto de comprarme unos pedales, que es lo que se usa en realidad para controlar este eje, pero por ahora he desistido debido a su alto precio. No descarto pedírselos a SSMM de Oriente este año, junto con una palanca de control decente, y ya puestos, una palanca de gases.

Total, que en el Hind el efecto descrito arriba había que controlarlo a mano, mientras que en el Apache lo hace automáticamente el ordenador, con lo que se pierde realismo. Otra pega viene porque a la hora de terminar la misión con acercarte al helipuerto de la corbeta vale. Quizás sea un poco masoca, pero a mí me hubiera gustado que me obligaran a aterrizar. A pesar de estos inconvenientes, se pueden echar unos buenos ratos lanzando misiles guiados o no, o ametrallando terroristas con el cañón direccionable. Eso siempre es un gustazo.

Ahora estoy a la caza y captura del Apache Longbow Assault, aunque no creo que sea muy diferente al Air Assault porque es de la misma compañía y año. Si alguien sabe de un simulador helicóptero moderno, realista y adictivo (bueno, bonito y barato), ya sabe a quién puede hacer un gran favor recomendándoselo.

domingo, 29 de julio de 2007

Snif, snif

Hoy toca depresión postvacacional. Qué pronto pasan tres semanas, y eso que no he hecho nada más que el vago y tomar cerveza. Bueno, eso y...

14 sesiones de natación de 1000 metros
10 sesiones de una hora de acondicionamiento físico, tono, abdominales, step y/o pesas
4 partidos de tenis
3 partidos de baloncesto
2 carreras de 5 km

Y es que para eso están las vacaciones, para descansar. Coñe.
A resultas de lo anterior he perdido un par de kilos. Yo lo achacaba al ejercicio, pero después de leer a Picajoso, ¡parece que se lo debo a la cerveza!

PD: Encantado de conocerla, señorita Kamenah. Pronto la veré, señorita Jueves Adams. A este paso ya nadie se va a creer lo de "excelente esgrimidor nacido en Palermo".

miércoles, 25 de julio de 2007

Cómo atrapar una mosca


(Mejor con Firefox)

Ayer por la tarde estaba yo en el patio de mi casa, que es particular, pintando un nuevo cuadro (que ya era hora). En el equipo del salón sonaba Eco, del Drexler. Todo era perfecto, pero una maldita mosca vino a darme la vara.
Un poquito de verde aquí, un toque de azul allá... Sin pensarlo, puse algo de saliva en la palma de la mano y la extendí hacia el insecto. De inmediato acudió a la trampa, así que cerré la mano, me deshice del cadáver y seguí pintando como si tal cosa.
De pronto me di cuenta de la guarrería que acababa de hacer. Qué asco, dirán algunas damas, se nos ha caído el mito del caballero Malatesta. Pues sí, qué le vamos a hacer. Lo más curioso del asunto, lo que me hizo reflexionar y contarlo ahora, es que fue un acto casi reflejo, que no hacía desde que tenía 11 o 12 años. Hay cosas que no se olvidan.
Pero lo cierto es que una de mis habilidades innatas es el atrapamiento de moscas. Es otra de las cosas que me acercan a los camaleones. Como soy una persona generosa con mis conocimientos, los voy a compartir con vosotros.
Para el que la artimaña de la saliva sea demasiado asquerosa y lenta, os explicaré cómo se atrapa una mosca de forma activa. Evidentemente hay que esperar que esté posada. En el aire sólo las atrapa Kun-Fu. El truco consiste en acercar la mano de cara a la cabeza de la mosca, y una vez estemos a unos tres o cuatro centímetros, hacer un rápido movimiento envolvente al tiempo que cerramos la mano. Si hemos sido suficientemente rápidos, adios mosca.



El detalle de la orientación de la mano respecto a la mosca no es baladí. Si la atacamos por la espalda es muy probable que se escape. La explicación es sencilla. La mosca es mucho más rápida que la mano, pero tiene la pega de que le cuesta mucho volar hacia atrás. Si la atacamos por delante subirá y se encontrará con la mano, pero si lo hacemos por detrás se escapará volando hacia delante.



Es posible que alguien piense que todo esto es una excusa para mostraros lo fácil que es hacer una aplicación flash. Acierta. Disculpad por los mensajitos sobreimpresos y tal pero con las prisas me bajé un programa de evaluación en lugar de gratuito. Todo se andará.
Ya tenéis los conocimientos, ahora ¡a por ellas muchachos!.

miércoles, 18 de julio de 2007

El cabestro sobre ruedas

Hoy me he levantado con ganas de ejercicio. De estilo, en este caso. Y no mío, que ni siquiera sé si tengo, sino del de Pérez-Reverte, cuyo tercer volumen de artículos “No me cogeréis vivo” acabo de finiquitar (una de las ventajas de tener amigos es que te prestan libros interesantes).
De imitación de estilo va la cosa hoy, decía. Queda la elección del tema, y lo mejor para mi propósito es ciscarme en los muertos más frescos de alguien. De los políticos no, que está muy manido y ya lo hace suficientemente bien Don Arturo.
Mejor me acuerdo de la madre de algunos conductores y conductoras (no olvidemos el respeto por el sexo opuesto, etcétera). En concreto, de aquellos y aquellas que no respetan la distancia de seguridad con el vehículo delantero, y más especialmente cuando el vehículo delantero es el mío. Me considero persona difícil de cabrear, pero estos individuos e individuas lo consiguen fácilmente.
Porque, bien está que te acerques al vehículo que te precede si tienes intención de adelantar. Si es que puedes, que esa es otra. Pero si no, ¿por qué tocarle las pelotas al pobre de delante? ¿Por qué ponerle en riesgo inútilmente? Cualquier frenazo brusco acabará en colisión. Eso es impepinable sobre todo a altas velocidades. El tiempo de reacción humano es mucho mayor que lo que tardas en estamparte con el otro. A mí me da igual que uno haga puenting con condones atados (por gomas, noten el fino juego de palabras). Allá él o ella y sus circunstancias. Pero otra cosa es que pongan en riesgo mi salud, o lo que es peor, la de los míos.
Qué hacer en esos casos. El procedimiento que tengo establecido comienza por dar pequeños toques al freno, sólo para que se enciendan las luces y el de atrás comprenda. Si eso no funciona a veces enciendo la luz antiniebla trasera. Aunque lo más normal es que ante cabestros y cabestras nada de eso sirva para nada, tras lo cual lo único que queda es seguir a velocidad constante, aumentar la distancia con el que precede y rezar a San Cristóbal por que uno no tenga que frenar bruscamente. A veces, cuando estoy muy cabreado, bajo algo la velocidad para que el prisas de atrás se chinche, pero no es recomendable.
Pónganse en la siguiente situación real, que viví hace unos meses. Un carril en cada sentido. Circulación fluida pero saturada en ambos. Límite de velocidad a 90 km/h. Yo voy a eso o poco más, como todos, respetando los 2 o 3 segundos con el de delante. A menos de dos metros de mi parachoques trasero se planta un camión enorme. Sigo el procedimiento anteriormente descrito y nada. El tío cada vez más cerca y yo cada vez más nervioso. Afortunadamente tras un par de kilómetros llegamos a la entrada de la autopista. De un carril se pasa a dos más un tercero de salida, que es el que cojo en cuanto puedo. El hijoputa acelera y me pasa rozando el retrovisor izquierdo, y eso que tiene dos pedazos de carriles para moverse. ¡Fiussssss! De los nervios no soy capaz ni de fijarme en la matrícula. Sólo tengo ojos para el rombo que indica que se trata de una cisterna con sustancias explosivas.
Ojalá pudieras leer esto, para que sepas que me cisco en tu madre, que será una santa pero parió un cabestro, y que espero que llegaras a tiempo para ver a tu mujer en la cama con otro. Cabrón.

sábado, 14 de julio de 2007

Camaleón: la elegancia hecha animal


Algunos piensan que el camaleón es uno de los bichos más feos que existen. Para mí, sin embargo, es uno de los más bonitos, elegantes y simpáticos animales que habitan este planeta nuestro.

Mi zona tiene la fortuna de ser una de las pocas que cuentan con una población relativamente abundante. Desde pequeño, de vez en cuando tengo la suerte de encontrarme con alguno. Debo estar atento, buscarlo aposta, porque el camaleón es un maestro en pasar desapercibido. En una única ocasión encontré uno de casualidad. Iba en bici a toda velocidad bajando una cuesta de las salinas de Melchor cuando me dí cuenta que iba a atropellar a un camaleón grande color tierra que cruzaba parsimoniosamente el carril. Por no atropellarlo giré bruscamente el manillar y dí con mis huesos en tierra. Mereció la pena, naturalmente.

Otro año, por septiembre, mi padre y yo dimos con uno, dos, tres, hasta una docena de ellos en la pinaleta de Derqui. Tengo una foto que lo atestigua. En otra ocasión ví como una hembra embarazada cavaba en la pared de tierra de una hondonada el agujero donde probablente dejaría los huevos. Las fotos que hoy muestro son de hace un par de días, y las hicimos mi padre y yo a un animal joven que él encontró en la misma pinaleta de la que hablé antes. Después de la sesión fotográfica, dejamos al modelo en el mismo arbusto, como debe ser.

Jamás adopté uno como mascota. Los respeto demasiado, además de estar prohibido. Pero creo que pueden incluso amaestrarse y son buenos compañeros. Lástima que estén en extinción. Hay quien los compra de importación, legalmente, aunque no son la especie de aquí, sino una de las muchísimas que habitan el sur de África, Madagascar, Asia, etc.

Como siempre el desconocimiento es la fuente principal del poco aprecio que la gente tiene a los camaleones. Por ejemplo, cuando se califica a una persona de camaleónica, suele referirse a su capacidad de cambiar de chaqueta (cuando es un político) o de apariencia (cuando es un artista). Sin embargo, la capacidad de cambiar de color de un camaleón no tiene nada que ver con esto. Ni siquiera lo utiliza como medio de camuflaje, sino como una forma de comunicación con sus semejantes. Con ello el animal muestra a los otros su estado de ánimo, de salud, etc.

Recuerdo que los niños de mi pueblo, cuando encontraban uno, lo ponían a fumar hasta que se volvía negro. Pequeños hijos de puta...

El león de tierra es un cazador solitario y paciente. Sordo como una tapia, pero con dos prodigiosos ojos independientes capaces de cubrir todo su alrededor, y de enfocar a la presa con visión esteoroscópica (tridimensional, como la nuestra). Para qué hablar de su lengua. Todos habréis visto esas imágenes a cámara lenta de cómo la lanza para capturar sus presas. Con todo, probablemente lo que más me guste del camaleón sea su elegancia, su parsimonia. Verlo desplazarse de rama en rama es un placer para la vista.

Ojalá no se extingan. Ojalá sigan aquí cuando nosotros ya nos hayamos ido.

miércoles, 11 de julio de 2007

Dos años...

...255 artículos, cinco o seis nuevos amigos, bastantes más empezando a conocer aún. Muchas horas de lectura y algunas de escritura y dibujo. Este podría ser el balance parcial de lo que llevo de Guarida.
En este tiempo han pasado muchas cosas en mi vida. Maravillosas, buenas, regulares e incluso horribles. He cambiado de trabajo, de forma de vida. Personas queridas se han ido para siempre y otras han llegado. Simplemente la vida, supongo.
La cuestión es que aquí seguimos, tecleando de vez en cuando para mí mismo y para los demás algunas de esas cosas que me pasan, o que pienso. Abusando siempre de la primera persona del singular, me temo. Risas y lágrimas, cosas interesantes o pamplinas, este batiburrillo sin orden ni concierto sigue su marcha hacia ninguna parte, pero haciéndome pasar el rato por el camino.

Como me estoy poniendo muy solemne, aquí os dejo uno de mis toys, inspirado (lo digo por si alguien no se da cuenta) en una viñeta del genial Forges.

lunes, 9 de julio de 2007

Delphi sí se cierra

Hoy los trabajadores de Delphi han votado favorablemente el acuerdo con la empresa para el cierre de la fábrica en Puerto Real. Al final, 45 días por año más la cesión de los activos a la Junta, prejubilaciones a partir de los 52 años y toda la parafernalia.
Hoy tocaría análisis por mi parte. Qué menos, después de haber nacido profesionalmente allí, después de más de ocho años de trabajo como ingeniero en esa empresa que hoy muere. Después de haberla abandonado hace poco más de un año precisamente por intuir algo parecido a lo que hoy se certifica.
Pero no puedo. Son muchos sentimientos encontrados y ninguno se erige vencedor. Además, hoy también yo he sabido de un cambio de rumbo en mi vida laboral. Mejor no. Sólo quiero desearle suerte a los que tengan que seguir trabajando para vivir, algunos de los cuales los considero mis amigos.
Nada de análisis pues. Que cada cual haga el suyo. En lugar de ello, me apetece darme una vueltecita en bici a la luz de la luna, que hace una noche cojonuda. Hasta a las personas más previsibles se nos va la olla de vez en cuando.

miércoles, 4 de julio de 2007

Arte y publicidad

En la anterior entrada se ha suscitado un interesante debate sobre si la publicidad es una forma artística o no. Para dar un poco de luz al tema quiero añadir primero un poco de confusión. Fijaos en estas dos imágenes. ¿Cuál es sólo una obra de arte y cuál tiene una finalidad publicitaria?


No es una pregunta retórica. Me gustaría saber vuestra opinión.

domingo, 1 de julio de 2007

Yo no tengo una forma física sobrehumana

La Fórmula Uno me aburre hasta el coma. De eso no tiene la culpa Fernando Alonso, pero sí que tiene parte de culpa en que me aburra también durante los anuncios de mis series favoritas. Ese hombre será muy buen conductor y tal, pero para mí que es… Un momento, ¿será lícito llamar carajote a un personaje público desde una bitácora personal? Probablemente no, así que sigo.

Soy de los que considera la publicidad una forma de expresión artística. El que tenga una finalidad comercial no invalida esta afirmación. Un buen anuncio, te convenza o no, siempre es de agradecer. La cuestión es que a pesar de la cantidad de anuncios que lleva rodados el amigo Alonso, todavía no he visto uno realmente bueno. ¿Que no?

Entre los anunciantes que lo han elegido están: Barritas Hero Muesli, Juego de Fórmula 1 para Play Station 2, Cerveza Buckler, Ropa deportiva Guru, Relojes Sandoz, Renault, Telefónica ADSL, Banco Santander, Movistar, Vodafone, Mutua Madrileña, y alguno que me olvido seguro.

La calidad de los mismos varía de malos a pésimos. Por salvar algunos, en todo caso el de la Buckler, que por lo menos se lo curraron con el escenario y el muchacho no abría la boca, y el del Megane del cerdo que no muerde y la curva imposible, por mínimamente original. Por supuesto no cuento aquel anuncio del Megane en la que es un dibujo animado y a todo quisque le cortan la cabeza.

Si partimos de la base de que hay publicistas buenos y malos, y la cantidad de anuncios que ha hecho, la estadística dice que por fuerza algo de culpa debe tener nuestro amigo.

Yo destacaría tres perlas:

1) El anuncio de Movistar en el que Alonso aparece bailando claqué. Más falso que una moneda de tres euros. Fomentaba confiar en la compañía, por los c…

2) El de Mutua Madrileña en el que el tipo se limita a sestear. Hombre, ya sabemos que es un soseras, pero al menos que se gane los 10 millones de euros anuales que saca el tío en publicidad de forma individual, aparte de los 23 de su ficha, la mayoría también procedentes de la publicidad.

3) El de Vodafone, en el que entre otros motivos que nos impiden poder ser Fernando Alonso, incluye “Yo no tengo una forma física sobrehumana”. Tócate.

Que me disculpen sus fans, que son muchos. A ellos les recomiendo que no vean la siguiente versión del último anuncio mencionado. A los demás, que la disfruten.


lunes, 25 de junio de 2007

Gorriones

A mis padres les ha salido unos okupas en el balcón. En el antiguo desagüe, que ya no se usa, ha anidado una pareja de sinvergüenzas. A veces nos asomamos y el macho, a menos de un metro, nos mira curioso sin asustarse ni salir volando. Mi padre, que está hecho un fotógrafo de pro, ha hecho un pequeño reportaje familiar. Esperamos que os guste.






martes, 19 de junio de 2007

Nada

Desde luego a mí es por lo que me da. Tengo que admitirlo.
Todo comenzó en la revisión médica de este año. El doctor que me tocó en en suerte era el típico gadita, de la subclase "con gracia" (también los hay desgraciados, en el sentido literal del término). El buen hombre revisó mi electrocardiograma y me preguntó si hacía deporte. Bastante, contesté, tres o cuatro veces a la semana hago algo, ya sea correr, fútbol, baloncesto... Pues no se nota, dijo mirándome por encima de sus lentes. Insértese en este momento una imagen de mi persona con las piernas por alto, al estilo de las series de dibujitos japoneses.
Como le contara de mis penas y pesares con los bronquios que me han tocado en suerte, el galeno me recomendó la natación como forma de fortalecer la musculatura torácica. Le dije que yo lo quería era no ahogarme, que cuando los bronquios se cierran ya puedo ser el increíble Hulk que no hay nada que hacer, pero aún así él insistió. Como no he estudiado medicina y él sí, nada más llegar a casa cogí la aparamenta y tiré para la piscina.
La verdad es que eso de bracear en el agua nunca se me dió bien. Siempre lo achaqué a que tengo los huesos muy pesados (como los afroamericanos, pero sin esos cacho bíceps), pero me parece que todo era cuento y falta de práctica. En los dos meses que llevo metido de lleno en el agua he mejorado bastante (creo). Los consejos de Ismo y lo que he leído en todonatacion.com han ayudado, pero lo más importante es la constancia. Para mejorar la técnica me he apuntado a un curso de perfeccionamiento que dura todo julio, y que si no me ayude al menos me obligue a nadar a diario.
Lástima que no me hubiera dado por ahí de chico. Ahora tendría un cuerpo Danone en lugar de uno yogur Plus Superdescuento. Pero no todo está perdido. Hoy alguien que no gana nada con ello me ha dicho que me ha visto nadando y que se me veían unos brazos muy fuertes. El que no llevara gafas aunque las necesite, hubiera una cristalera algo sucia por medio y estuviera a unos 15 metros de la piscina cuando me vio no tiene, evidentemente, ninguna relevancia.

martes, 12 de junio de 2007

Riesgos

En boca cerrada no entran moscas, dice el refrán. Y aunque mi idolatrado Don Miguel se burlara de ellos en boca del pobre Sancho, lo cierto es que algo de verdad encierran, aunque sea según convenga el caso.

Porque lo cierto es que cada frase dicha, cada palabra escrita, cada acción tomada encierra un riesgo. Riesgo de parecer tonto, riesgo de herir a alguien o de que te hieran, riesgo de equivocarnos.

Oigo las protestas. ¿Y para qué estamos aquí? Vaya vida más abúlica sería. El que no arriesga no gana, etcétera. Quizás, pero a veces siento la tentación de callar, no actuar, de pasar aún más desapercibido de lo que ya paso. En definitiva, dejarme dominar por el tímido y cobarde que todos llevamos dentro.

domingo, 10 de junio de 2007

Primavera

El título de este artículo no está relacionado con las alergias que me atacan últimamente, ni con el cambio de estación que se avecina, ni nada por el estilo. Es el título de una composición que encontré de casualidad por internet y me dio a conocer al compositor y pianista italiano Ludovico Einaudi, del que quizás alguna vez ya me hayáis oído hablar.

Os invito a sumergiros en ella.


Las composiciones con estructura de canon siempre han sido mi debilidad.

En mi opinión, todo el disco, Divenire, es una gozada. Por cierto, la canción que da título al disco también merece mención especial.