jueves, 5 de octubre de 2006

Un paseo por Las Canteras de Puerto Real

Cuando en el ámbito de la bahía de Cádiz se habla de Las Canteras, que nadie piense en Pedro Picapiedra ni en Miguel Ángel. Se está hablando de un pinar.
Situado ya prácticamente dentro del ámbito urbano, Las Canteras es un espacio protegido de propiedad municipal desde principios del siglo pasado. Por desgracia nuestra zona es pobre en arboledas, así que un bosquecillo coqueto como el nuestro es un bien escaso del que estamos muy orgullosos los portorrealeños. De poco más de 20 hectáreas de extensión, está ocupado casi al 50 por ciento por pino piñonero y pino carrasco, el primero de mayor valor ecológico que el segundo por su escasez.
Las Canteras son mi campo de entrenamiento durante el verano. Ahora que las tardes se acortan tendré que cambiarlo por las calles de mi zona, mucho menos agradables de recorrer que sus senderos entre pinos. Para no echarlo mucho de menos vamos a dar un pequeño paseo fotográfico por el lugar.
En el siguiente plano, sacado de una prueba de orientación que se celebró allí el año pasado, he dibujado el circuito que suelo seguir. Tiene unos dos kilómetros en total, así que suelo dar tres vueltas haciendo un ocho.
Los números son las localizaciones de las fotografías. En la siguiente vista de satélite (del Google Maps) he vuelto a marcar los números.


Bien, empecemos el paseo. Arrancaremos desde el Patio Negro en dirección a la ermita. Esta es una vista del camino. Foto 1.
Al final de éste, en el corazón del pinar, está la ermita de la Virgen de Lourdes, patrona de la ciudad. Foto 2.


Torcemos a la derecha y nos encontramos un camino techado por las ramas de los pinos. Un sitio que me encanta los días de levante, porque las agujas secas al caer, iluminadas por el sol de la tarde, crean un efecto precioso bajo el túnel de ramas. Foto 3.

Siguiendo el camino nos encontramos otra bifurcación. Si continuamos por el camino de la derecha, pronto éste irá girándose para enfilar hacia el suroeste por un camino ancho y a tramos soleado. Foto 4.

Un nuevo giro del camino, una subida y una bajada y nos encontraremos en el Patio del Pozo, uno de los lugares más veces pintados del pueblo junto con el Callejón del Arco. Por algo será, digo yo. Foto 5.


Conectado con éste, el Patio Negro, punto de partida y final de este pequeño paseo por Las Canteras. Foto 6.


¿Qué, hace una carrerita?

9 comentarios:

  1. Una carrerita no, que correr es de cobardes, pero anda que no me has recordao ni ná esos domingos de otoño cuando era pequeña y mi familia hacía el 'dominguero' totalmente... Pocas marcas tengo en las piernas a cuenta de esos pinos :)

    ResponderEliminar
  2. Je! me ha recordado a un ser extraño que deambulaba, aparentemente perdido, por esos lares, muy seguro de saber dónde estaba y a dónde se dirigía. Pero que finalmente fue descalificado (cuando lo encontraron, supongo)

    ResponderEliminar
  3. Solo cuando oigo murmullos me gano los cien metros planos...batiendo records inclusive!

    Bellas Las Canteras...hay que cuidarlas, las ciudades se las comen enteras y nos dejan solo cemento para la sombra...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Ja,ja,ja. Si Mizerable ahora que lo escribes, me acordé también de él, pobrecillo, iba y venía a lo loco.
    Es que Las Canteras es un lugar al que le tenemos mucho cariño por los recuerdos de nuestra infancia en ella. Con cierta frecuencia solemos pasear por allí y respirar un poco de aire puro. Tenemos mucha suerte de tenerla.

    ResponderEliminar
  5. ¡Precioso pinar! Lo vi hace dos veranos, desde el coche, viendo estas fotos veo lo que ne perdí.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, a mi lo que me has recordado han sido los años en los que iba con el cole a gamberrear con mis colegas en las clases de educación física.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me recuerda a las dunas de mi Guardamar, donde me encantaba perderme tardes enteras con mi perro.

    ResponderEliminar
  8. Sin duda un lugar lleno de vida y enlazado con nuestras propias vidas.
    El viernes estaremos allí y por muchos años estaremoas allí.
    El segundo lugar más bonito de mi pueblo.

    ResponderEliminar
  9. yo me he criado ahi, recuerdos inolvidables jugando al escondite hora y hora pasaban hasta que te encontraban,ahora me guastaria llevar a mis niños para que puedan ver ese lugar tan maravilloso,espero que no haya cambiado mucho hasta pronto QUIEN LA QUEDA?

    ResponderEliminar