miércoles, 24 de enero de 2007

Carne de gym

Esta semana la jefa y yo nos hemos apuntado a unas instalaciones deportivas con piscina cubierta, gimnasio, sala de fitness, etc. fashion-fashion que tenemos cerca de casa. ¿Será flor de un día o nos convertiremos en unos vigoréxicos sin remedio? El tiempo lo dirá. No me gusta mucho la natación, porque al poco de bracear cojo un colocón de alucine, así que supongo que me tiraré por lo de las pesas, aunque no creo que sirva de mucho.

Hace unos cuantos años me apunté a un gimnasio por unos meses. Fue durante el verano de primero a segundo de carrera o así. Se me ocurrió hacerme una foto antes de empezar y luego otra una vez terminara el verano. No las cuelgo no vaya a ser que se excite cierto bloguero que yo me sé. Cuando fui a recoger las fotos reveladas me llevé una curiosa sorpresa. Mi cuerpo sí que había cambiado bastante: en la foto de después estaba mucho más moreno.

26 comentarios:

  1. ummmmmmmmmmm ¿Cuando enseñaras las fotos que tú y yo sabemos?

    ResponderEliminar
  2. Nadar es muy bonito, es cuestión de ritmo y respirar bien, sacar la cabeza a ambos lados y buscar el equilibrio. Es un bonito deporte... diría que tiene una técnica un poco jodía pero en cuanto le pillas el truqui es (a mí me resulta así) muy relajante.

    Lo de hacerlo en un medio que no es el tuyo le da más morbo a la cosa... pero no sigoque el pasmao está cachondo

    ResponderEliminar
  3. Uy, uy uyyy, bueno yo de estos temas no hablo. Soy de la liga anti-deporte, pero además de la fracción más radical, jajaja.

    Por cierto, niño, te invito a un jueguito muy fácil y sencillo. Si quieres saber de qué va pásate por Retrolux y me cuentas qué te parece. No te asustes que es una chorradica.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Uy, uy uyyy, bueno yo de estos temas no hablo. Soy de la liga anti-deporte, pero además de la fracción más radical, jajaja.

    Por cierto, niño, te invito a un jueguito muy fácil y sencillo. Si quieres saber de qué va pásate por Retrolux y me cuentas qué te parece. No te asustes que es una chorradica.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Uy, uy uyyy, bueno yo de estos temas no hablo. Soy de la liga anti-deporte, pero además de la fracción más radical, jajaja.

    Por cierto, niño, te invito a un jueguito muy fácil y sencillo. Si quieres saber de qué va pásate por Retrolux y me cuentas qué te parece. No te asustes que es una chorradica.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Pues a ver qué tal va. Yo espero que la cosa dure y no sea flor de un día.
    Pero... tu no decías que te pensabas meter a hacer el Batuka????

    ResponderEliminar
  7. Eso, eso, la Batuka. Yo estoy esperando el vídeo de aerobic con la música de María Isabel.

    ResponderEliminar
  8. piononogranadino25/1/07 12:43 p. m.

    Quillo pensaba que tú sólo te interesabas por el intelecto complejo y caótico legislado por la moral Kantiana, pero ya veo que te ha dao ahora por el superhombre nietzscheano. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Yo también soy del ramo pasado por agua, como una pasa arrugadita salgo de la piscina, pero me encanta. Adicta al gym que he tenido que ir abandonando actividades para cubrir las familiares, aún así, de la piscina y los bailes no me quita nadie...
    Ojalá lo disfrutéis, aunque una cosilla no vas a conseguir ahora, ponerte moreno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Ays, Dios mío!!! No siento las piernasssss!!!

    ResponderEliminar
  11. Ea, ya hemos estrenado las instalaciones. La primera impresión positiva, salvo por dos detalles: que correr sin moverse del sitio es de tontos, y que se gasta mucho tiempo entre cinta, bicicleta y máquinas de musculación. Menos mal que tiempo es de lo que más tengo ahora... Y eso que no me he bañado por falta de gorro. Mañana al Decathlón a que hagan caja.
    Y lo del Batuka ¡no lo descarto!

    ResponderEliminar
  12. Yo es que tengo unos horarios que no me permiten ir al gimnasio.

    Pero si MAhoma no va a la montaña, la montaña viene a Mahoma. Tengo mis pesas y mis ejercicios. Yo tb tengo que cuidarme.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. A mí me encantan todos los deportes: los domingos por la tarde, en la dos, tirada en el sofá y sumiéndome en una placentera siesta ;)
    Eso sí, el día en que te decidas a poner las fotos, ni te cuento la mañanita que vamos a tener...

    ResponderEliminar
  14. Ey... qué bien!!.
    El miércoles fui yo a nadar, despues de estar proponiéndomelo durante varios años.
    Todo es empezar :P.
    Y si no seguís mucho tiempo... no pasa nada, ¡¡y lo bien que lo vais a pasar mientras!!.
    ¡¡Ánimo!!.
    Beosos

    ResponderEliminar
  15. Ey... qué bien!!.
    El miércoles fui yo a nadar, despues de estar proponiéndomelo durante varios años.
    Todo es empezar :P.
    Y si no seguís mucho tiempo... no pasa nada, ¡¡y lo bien que lo vais a pasar mientras!!.
    ¡¡Ánimo!!.
    Beosos

    ResponderEliminar
  16. Y lo distraidos que teneís los ojitos puestos en los esbeltos, firmes y sudorosos cuerpos de vuestros compañer@s de gimnasio. ;P

    ResponderEliminar
  17. jajajaja!! Yo voy para seguir comiendo chocolate!! Aunque confieso sentirme muy bien y con mucha mas energia despues...solo que soy inconstante entre entusiasmos y flojeras.. :-)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Uy, yo soy incapaz de ir diariamente a un gimnasio. Eso de imponerme otro horario más no va conmigo. Una vez me apunté a aeróbic y solo fuí un día! No he vuelto a pisar un gimnasio desde entonces.

    ResponderEliminar
  19. Y yo que me muero de ganas de nadar, de sentir el agua deslizandose por mis flancos, ver burbujas, deslizarme entre ellas como una caricia, ver azul a mi alrededor, sentir que estoy en otro mundo con reglas propias, tanto que puedo llegar al borde la pileta y darme vuelta como un ocho para seguir nadando, o quedarme de boya (podia flotar sentada como un buda con las piernas cruzadas).
    Todas las noches, mi cerebro me regala soñar con agua, algo vedado si en algo aprecio mi pellejo. al principio maldecia, ahora lo aprecio como la unica forma de volver a sentir algo prohibido.

    ResponderEliminar
  20. Je, je, mizerable, en los gimnasios casi todos los cuerpos son sudorosos, pero de esbeltos y firmes más bien pocos.
    Ya probé la piscina, y no es por darte envidia, lady zurikat, pero qué relajado que se queda uno después de hacerse unos cortos (la piscina es de 25m). Era pa'verme con mi gorrito celeste marca decathlón, por supuesto...

    ResponderEliminar
  21. he pagado 20 veces las inscripciones al gimnasio con un ánimo de ahora sí que la cosa va en serio, y nunca dio resultado,puf, me conformaré con lo que medio la naturaleza!!!

    ResponderEliminar
  22. No atenderá el apuntarse a una promesa de nochevieja, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  23. Lo peor de esto es que no vale con apuntarse... luego hay que ir... cosa que yo últimamente no hago!!! Puff... si te sirve de consuelo a mi tb me pasa eso de solo ver distinto el color de la piel según van pasando las estaciones del año... Siempre, no se quien está más gordo, no se cual más delagado, pero tú Esther... estás igual que siempre... El caso es que yo noto si los vaqueros me entran o no... así que no entiendo nada.
    XXX

    ResponderEliminar
  24. Buena suerte... yo me conformo con las caminatas que Thor y yo hacemos a diario. Me carga el olor de los gimnasios de por aquí :P

    ResponderEliminar
  25. Pues creo que nos vamos a ver los tres algún día por allí, aunque tengo que reconocer que estos días de lluvia me está costando la misma vida ir....que vagueza...

    ResponderEliminar