lunes, 12 de junio de 2006

Coriolis

Andaba yo hace tiempo queriendo tratar algún tema físico. Y no me refiero a los gimnasios, ni al deporte ni al sexo. Sino a la Física, que pongo en mayúsculas por lo mucho que me gustó siempre esa materia. Y eso que en el instituto me tocó un profesor que... En fin, corramos un tupido velo.
Pues bien, hoy he encontrado tema. Tonteando por la wikipedia he llegado a un artículo
bastante completito sobre la fuerza de Coriolis. ¿Mande? Diréis alguno. Sí hombre, Gaspard-Gustave Coriolis, de los Coriolis de toda la vida.
En pocas palabras, la de Coriolis es un caso particular de fuerza de inercia, observada en sistemas de referencia sometidos a rotación. Como todas las fuerzas de inercia, si nos colocamos en un sistema de referencia externo, no sometido a rotación, comprobaríamos que dicha fuerza es ficticia, y el efecto observado es simplemente consecuencia de la rotación del sistema.
La Tierra es un sistema de referencia en rotación. Cualquier masa en movimiento experimentará una fuerza que la desvía de su trayectoria, perpendicularmente a su velocidad y a la rotación terrestre. Esta fuerza es de pequeño valor, ya que la velocidad de giro de la Tierra es pequeña (1 vuelta al día, lógicamente). Así, Coriolis es responsable de que los anticiclones y las tormentas giren, y además, lo hagan en sentidos opuestos en el hemisferio norte y en el sur.
El que más o el que menos recordará aquel capítulo de los Simpson en el que van a Australia. Aparte de la invasión de sapos y el incidente diplomático provocado por Bart, una de las cosas que sale es un retrete especialmente diseñado para que el agua gire a derechas al desaguar, como en los USA.
Hasta hoy mismo yo también pensaba que Coriolis hacía girar el agua de los desagües en distinto sentido en ambos hemisferios. De hecho, lo primero que hice al llegar a mi hotel en Sydney fue abrir el grifo del lavabo para comprobarlo (sólo para darme cuenta de que no recordaba cómo giraba en casa, si a izquierdas o a derechas, qué chasco). Pues nasti de plasti. Según el artículo reseñado, esta fuerza sólo es observable en grandes sistemas o a largo plazo. En un sistema pequeño y de evolución rápida como un desagüe, el efecto de Coriolis, aunque existente, es despreciable frente al resto de posibles influencias.
Otra leyenda urbana que se va por el retrete. Claro que ahora no queda claro: ¿a derechas o a izquierdas?.

16 comentarios:

  1. Lo de Coriolis nos lo explicó el mayor cerebro de toda la universidad en primero de ingeniería.... ¡¡Qué cabezón tenía!!

    Pero fue incapaz de darnos un ejemplo claro donde se pudiese ver esta aceleración...

    Luego si puedo hablo más que me tengo que ir...

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Yo he oido hablar de Coriolis en una explicacion sobre el desgaste desigual de los rieles del tren, claramente elaborada para neuronas simples como las mias...desgraciadamente nunca hubo efecto Coriolis en la trayectoria de mis ceros en fisica, pues caian exactamente siempre en el mismo lugar....jajajajaja
    un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Ufff, para mí, una humilde mujer de letras, esto se escapa de mis capacidades. De todos modos está interesante la explicación. Precisamente, hace una semana mientras me duchaba (no es que me duche una vez a la semana, que conste) mirando el desagüe, pensaba que en Australia el sentido del agua sería contrario (vaya cosas en las que piensa una mientras se ducha), y ya me has chafado las ganas de ir a Australia para comprobarlo porque si va a ser más de lo mismo de aquí...pa qué moverse, digo yo???.

    ResponderEliminar
  4. Vaya chasco, yo mantenía la esperanza de ver desagüar en sentido contrario de aquí, seguro que me pasaba como a ti, ahora mismo no sé decirte en que sentido van...;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Por fin un post cultural, que no solo de wikipedia vive el hombre (creo). Muy interesante si señor.

    ResponderEliminar
  6. Juá, curioso. Me he quedado pasmao.

    Aquí, diría que de izquierda a derecha, pero no estoy muy seguro.

    Me pasa como a Artemisa, que era de letras, y me cuesta seguirte. Pero, como decía Antonio Vega:

    "Es que no hay nada mejor que imaginar / la física es un placer"

    ResponderEliminar
  7. como nos aburrimos ... cada día te tengo más envidia

    ResponderEliminar
  8. Ismo, yo lo estoy constantemente ;)

    ResponderEliminar
  9. Anda! Es mentira??? Yo lo había visto en un episodio de Expediente X!! Esa serie acaba de perder para mí toda la credibilidad que tenía :P

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, lo del desgaste desigual de los rieles es otra de las consecuencias curiosas del amigo Co. No me creo lo de los ceros, tictac.
    Gracias, Alberto, en general la afición por la ciencia está mal vista. Y si no, véase como retratan al chaval empollón de Aida.
    Como de todas formas lo habéis leído, a todos, gracias.

    ResponderEliminar
  11. Yo lo he leido jeje pero después de mi intento de respuesta en la teoría del caos (y eso que yo siempre he sido de ciencias) creo que mejor no intento idear al respecto ;p

    ResponderEliminar
  12. Un hurra por Coriolis
    A ver si un dia viene a mi casa y me lo explica mejor que no mnterao de na.

    ResponderEliminar
  13. Y digo yo...por Coriolis se llaman colorarios a los colorarios?

    ResponderEliminar
  14. vale, soy idiota, lo he escrito mal. Se escribe corolario y viene del latín (coronilla).

    ResponderEliminar
  15. Meses sin entrar a leerte y voy y me encuentro con esto. No vuelvo a venir, Malatesta, ¿que derecho tienes a destruir un mito arraigado en lo más profundo del lóbulo cientifico-supersticioso de mi mente? No te creo, me niego a creerte. Iré a Australia como si nunca te hubiera leido y descubriré por mi mismo la verdad.

    ResponderEliminar
  16. No seas dura contigo, 3nity. Aprecio de veras tu intento de comprensión.
    Anda, que curioso. No lo sabía, isterica. Y es que sabes latín...
    Protágoras, te entiendo perfectamente. Yo tampoco sabía si cortarme las venas o dejármelas largas cuando me enteré.

    ResponderEliminar