miércoles, 5 de julio de 2006

Fuera de contexto

"Con las manos ocupadas no puedo matar."

Escuchado hoy a una compañera de trabajo.

13 comentarios:

  1. Jaja, quién sabe de qué hablaba pero, por si las moscas, no le aguantes las bolsas, no sea que te conviertas en cómplice.

    ResponderEliminar
  2. jaja que bueno .. es muy profunda

    ResponderEliminar
  3. No será....?? No, no creo...
    Espera, voy a llamar por teléfono!!

    ResponderEliminar
  4. Espero que no sea quien yo me pienso ;)

    ResponderEliminar
  5. :-)))) por lo menos avisa... :-)))

    ResponderEliminar
  6. Nada mejor que saber las intenciones de quien te acompaña... ojalá siempre lo supiéramos...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pues a saber de que estaría hablando... En mi empresa undía la secretaria envió un mail diciendo "Alguien ha perdido algo a la puerta del despacho de XXX"... imagínate eso sacado de contexto a lo que dio lugar ;-))
    ME ha gustado mucho tu blog, ya no se de donde venía ni a donde iba, pero me ha gustado pasar por aquí y descubrirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, según qué tengas en las manos...

    ResponderEliminar
  9. Yo no me acercaba por si acaso aunque tú con tu experiencia de espadachin sediento de sangre seguro no temes a ná.
    ah, ¿TU TRABAJAS EN VERANO? creía que eso estaba prohibido.

    ResponderEliminar
  10. Yo doy gracias a diario de tener siempre las manos ocupadas, porque si no, ya habría cometido algún que otro homicidio...

    ResponderEliminar
  11. Tranquilos, tranquilos, en el contexto había una cucaracha. Un insecto, no una persona despreciable. Ahora, que sonó fuerte fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Pues normal ¿no? No puedes estar ahí, haciendo la comida, terminando el trabajo y encima matando! Uff! Demasiadas cosas!
    De todas maneras, cómo está el patio, matando, matando

    ResponderEliminar