lunes, 21 de noviembre de 2005

La palabra de la semana: FELICIDAD

No es que busque redefinir conceptos. Es que a veces el diccionario no me proporciona respuestas, o son incompletas, o son frías y desangeladas. También me resulta interesante comprobar la disparidad de ideas que tiene la gente sobre conceptos que aparentemente son dominados por todo el mundo.
El que propongo hoy es especialmente controvertido. Quizás es la madre de todos los conceptos.
Por favor, decidme qué entendéis por FELICIDAD.

15 comentarios:

  1. Felicidad es desear que este momento y estás sensaciones duren siempre.

    ResponderEliminar
  2. Para mi la felicidad es pensar que te puedes morir mañana y que tienes la conciencia tranquila. NO es necesario que te mueras para demostrarlo, basta con pensar que podría ser así y no tendrías remordimientos por cómo pudiste vivir.

    ResponderEliminar
  3. ... me acabo de dar cuenta que no soy capaz de definirla, no porque no la tenga, sino por no saber en realidad si lo que tengo es felicidad o no. Que dilema...

    ResponderEliminar
  4. oso hivernando22/11/05 3:05 p. m.

    Felicidad: estado efímero. Sustantivo indefinido, como es de duradera la felicidad. Pero como viene, se va y vuelve

    ResponderEliminar
  5. Es un estado mental...
    Lo que importa no es lo que nos pasa si no como afecta a nuestro psique...
    Condenados a ser felices a ratos,como mantenia hace muchos años mi buen amigo el misionero o anhelar otra felicidad menos efimera...De momento seguire soñando...

    ResponderEliminar
  6. A esa señora esquiva no la conozco apenas. Se ve que no le caigo bien. Así que te pongo la definición que viene en mi diccionario de mesita de noche:
    FELICIDAD: Sensación agradable que nace de contemplar la miseria ajena.

    :)

    ResponderEliminar
  7. Siento no dejarte una definición, he leído la palabra FELICIDAD y lo primero que viene a mi mente es la canción de La Cabra Mecánica..."Felicidad...qué bonito nombre tienes..."

    Gracias, a mí la música me hace feliz...;)

    Un beso.

    P.D. me pasa algo parecido con la palabra "flex"... tercera vez que intento publicar el comentario... hasta que no ha salido "sex" no he acertado...

    ResponderEliminar
  8. Como siempre gracias por vuestras aportaciones. Andaba yo pensando la mía propia en la ducha, cuando me acordé que ya había escrito algo al inicio de mi aventura bloguera. Empieza a ser difícil no repetirse. Me cito a mí mismo:
    "Quizás sea ese estado en el que estás en paz contigo mismo y con el mundo. Cuando se le ve la parte positiva a las cosas que nos pasan y a las personas con las que tratamos. Si existiera un paraíso y consistiera en congelar tu vida en un momento determinado, que no te importara que el momento fuera éste."
    Una cosa común en muchas de las definiciones, menos en la del mizerable (qué mal mientes): es algo que pertenece al aquí y al ahora, y es transitorio.
    Por favor, sed felices, sea lo que sea que signifique para vosotros.

    ResponderEliminar
  9. Eh!!! Nos ha llamado mentirosos!!!
    Siguiendo instrucciones de Picajoso, dejamos de hablarte y no eres Bienvenido en nuestro Blog.
    :P

    ResponderEliminar
  10. Teskiyapui, mizerable!
    Por cierto, es el nombre de una web portorrealeña que hace tiempo que no visito...
    Vaya, ha cambiado bastante. ¿Que quieres la dirección? Pero si ya te lo he dicho: www.teskiyapui.com

    ResponderEliminar
  11. Llego tarde?? Uuuuuhmm... Felicidad: aquéllo que te encuentra cuando ya hace mucho que dejaste de buscarla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. La felicidad es algo maravilloso, un sentimiento inexplicable que te hace volar de alegría y optimismo.

    ResponderEliminar
  13. Conozcoa un hombre feliz:Es el pasmao, digno de conocer.

    SOYTAN FELIZ,SOY TAN FELIZ QUE QUE....

    ResponderEliminar
  14. Pues aunque llego tarde y sólo me leerás tú, lo suelto.

    No creo que la felicidad empiece en el "yo", sino en el "vosotros". Si mis allegados no son felices muy difícilmente lo podré ser yo. El problema es que cada vez estamos más encerrados y más emperrados en hacer las cosas para nosotros mismos. Cada vez miramos menos por los demás. Cada vez estamos más encabronados y echamos la culpa a los demás. Y cuanto más nos libramos de culpa y de compromiso social, más que agrandamos esta crispación.

    "Las personas estamos hechas para ganar. Si no ganamos no somos felices. Y la única forma de ganar es ganando TODOS. A nivel mundial." - algo así dijo el extraordinario John Nash.

    ResponderEliminar