miércoles, 16 de noviembre de 2005

Sobre las FlexiPUTAS

Una familia mira extrañada por la ventana. Fuera, el padre usa una excavadora para ampliar el aparcamiento. Una voz femenina nos dice:

Ve haciendo sitio, llegan las FlexiPUTAS de Peugeot
(en pantalla aparece Flexicuotas).



No, no hay error. La primera vez que lo escuché dudé, como todo Cristo, pero resulta que lo tenía grabado del sábado noche (A dos metros bajo tierra), y lo he escuchado tres veces antes de escribir esto aquí para asegurarme.

El anuncio ha sido creado por Euro RSCG, una compañía publicitaria con sede en Madrid. Ha sido rodado por Tesauro y el realizador Sébastien Grousset. Para mí está claro que pretenden darle más publicidad al producto llamando la atención. Como podéis ver, al menos conmigo lo han conseguido, aunque entre mis próximos planes sigue sin entrar comprar un Peugeot, con FlexiPUTAS o sin ellas.
La treta es vieja y ampliamente extendida en diferentes medios y modalidades. El otro día, en los gitanos del Río (perdón, el mercadillo de una barriada de extrarradio de mi pueblo), un vendedor chistaba al personal. Cuando la interpelada se volvía, el astuto individuo pregonaba sus mercancías a grito pelado. Claro que no la llamaba FlexiPUTA…
Pero el truco es más antiguo aún. De hecho, hasta donde llega mi conocimiento lo inventaron hace millones de años las plantas que desarrollaron flores. Pues al fin y al cabo éstas no son sino reclamos de vivo colorido y agradable aroma para que los insectos acudan y colaboren en la polinización. O acaben digeridos en el caso de las carnívoras, las muy CUOTAS.
Ya saben, aprovéchense de las FlexiPUTAS. Es el momento. Con perdón.

11 comentarios:

  1. ja,ja vaya yo pense lo mismo pero lo he oido un par de veces y lamnetandolo dice flexicuotas ... pero si han conseguido llamar la atencion ojala y fueran tan flexibles las cuotas como las putas .. en ese caso estariamos todos luciendo carro nuevo

    ResponderEliminar
  2. Pues si las casas de coches son como los bancos,unas casas de p...con perdon para estas...
    Los comerciales te venden a su madre con un celofan pero como tengas un problema despues la jodistes...
    Yo por acaso solo he tenido peugeots y se de que hablo...

    ResponderEliminar
  3. jajaja, lo vi y eso parece

    Yo ayer me pegué una flexihostia en un semáforo, y presiento que el chapista me va a meter una flexiputa que me va a dejar tieso.

    ResponderEliminar
  4. Jo! La televisión ha conseguido que carezca totalmente del suficiente poder de concentración para fijarme en lo que dicen los anuncios. De echo, cada vez que ponen anuncios, cual perro adiestrado, siento ganas de ir al baño. ¿por qué será?

    ResponderEliminar
  5. Lo mismo hay dos versiones del mismo anuncio, niob3, pero en el que yo he visto y tengo grabado, te lo puedo asegurar, se oye claramente. Para mí no hay duda.
    Venga, jon, que los comerciales no tienen la culpa de lo que fabricamos algunos inútiles...
    Vaya ismo, siento lo de tu flexihostia. Siempre te queda el consuelo de que se la llevó el coche (sólo).
    Mizerable, con la cantidad de anuncios que hay hoy en día, debes tener una angurria terrible. Aunque la mayoría de los anuncios son para olvidar, también hay algunos realmente buenos.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, FlexiPutas, como suena eso... jajaja...

    Gracias una vez más por pasarte por mi Blog, agradezco tu opinión ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy adicta a los anuncios, así que no me he llegado a enterar del todo, en cuanto escucho Flex... me quedo dormida...;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Fuego al tele.
    Y ya puestos a las cuotas y los coches también.
    Afrancesemosnos de una vez por todas.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno miada, se vé que estas puesta.
    Ana, ¿para qué un carné? lo que te hace falta es un buen abogado, como el Farruquito.
    ¿Qué dices sobre afrancesamientos, totito? No te precipites, hombre, antes de quemar nada reflex...
    Zzzzzzz

    ResponderEliminar
  10. Supongo que no hay versión FlexiPUTOS

    ResponderEliminar