jueves, 23 de febrero de 2006

Vanas excusas

Amigo bloguero,
¿Has notado un descenso en la cantidad (y por qué no decirlo, la calidad) de entradas en este blog? ¿No te explicas qué increíble razón puede haber tras tan horrible suceso?
No puedo dejarte sin saberlo un momento más. He de señalar a los responsables. ¿O pensabas que iba a admitir mi culpa?

Primer culpable. Criptonomicón, de Neal Stephenson. Desde que Heliópolis me lo prestó, me tiene enganchado. La contraportada lo compara con El Señor de los Anillos, pero en versión hackers. No sé, no soy hacker, pero me tiene con sueño todos los días, por la hora a la que permite acostarme. Segundo culpable. Ex libris, de Ross King. Es el que estaba leyendo antes que el Criptonomicón, y ahora lo tengo en espera. Es uno de esas novelas históricas bien construidas que tanto me gustan. Además, esta está centrada en el amor por los libros. Tanto mejor.
Tercer culpable. Call of Duty 2, de Activision. Tan realista como la primera parte, pero más. Tiene sólo la desventaja de ser un juego lineal, pero por lo demás, una pasada. Cuarto culpable. Gun, también de Activision. Otro juego lineal del mismo pelaje y autores, esta vez de vaqueros. Bien gráficamente, aunque no tanto como el anterior. Es muy simple y entretenido para jugar. Por cierto, buscando el screenshot he visto que una asociación de nativos americanos la tiene tomada con el juego. ¡No me extraña! Quinto culpable. Squad Assault, de Dreamcatcher. A años luz de calidad gráfica de los anteriores, se trata de un juego de estrategia en tiempo real, en el que tomas el mando de toda una compañía. Bastante realista, aunque a veces los IA son todo menos I. Tiene la originalidad de que puedes mover la cámara por todo el escenario, lo que no te limita a la típica perspectiva 3D de este tipo de juegos. Hay otros culpables, pero creo que ya me he buscado bastantes excusas por hoy.

9 comentarios:

  1. Yo ahora también estoy más ocupado. Primer culpable: mi jefe. Segundo culpable: mi jefe...

    Me voy a tomar esta entrada como una cadena ;). Espontánea. Mejor.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja. Estaba convencido de que te iba a gustar. Un pájarito que no está muy lejos de ti, me lleva todo el día diciendo que no escribes por el libro. Increible, como saben por allí abajo.

    Me alegro un montón. A mi me encanta. La segunda parte está en camino, la tienes en anda

    ResponderEliminar
  3. y los carnavales que seguro tienen algo que ver..

    ResponderEliminar
  4. Pues si que tienes tu tiempo para hacer cosas... ¿cuantas horas tienes alli los dias? a mi no me sale la cuenta ;)

    ResponderEliminar
  5. No, si ya sabía yo que tu cari y tú no os íbais a pelear por el mando a distancia cuando os vi con el libro....

    ResponderEliminar
  6. anda que el acento en pajarito, es para cortarme eso :))))

    ResponderEliminar
  7. Eso eso, cortaros el pajarito, que seguro que también es culpable del descenso de entradas.

    ResponderEliminar
  8. Excusas, excusas... pero la verdad es que al final resulta que no queda tiempo pa na.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo lo siento mucho pero estos juegos no son mi debilidad. jejeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar