martes, 28 de marzo de 2006

Mi querido blog

Que me place hoy romper una de esas reglas auto impuestas: hablar de este blog (atención, de este blog, si alguien extrapola lo que aquí se dice a su caso, allá él y sus circunstancias). Intentaré que me guíe un espíritu autocrítico y no la autocomplaciencia de la que hablaba Beaumont.
¿Por qué ahora? No cumple un año, aún me quedan algunos meses. El motivo es la lectura del artículo de Zifra: 9 motivos para dejar de tener un blog. Me ha dado que pensar, y me ha hecho volver un poco la vista atrás.
El primer motivo que aporta Zifra para no tener un blog es que no tienes libertad de expresión. Tiene su parte de razón. Mi página la conocen todas las personas de mi entorno cercano. Lo último que querría es que algo que yo escriba les moleste o haga daño. Autocensura al fin y al cabo (y es la tercera vez que escribo algo que empieza por auto hoy). Las personas somos muy susceptibles, y la palabra escrita puede ser interpretada de mil formas. Que me lo digan a mí. También es cierto que es el precio que hay que correr si se quiere decir algo, siendo uno mismo. La alternativa es callar para siempre, o esconderse.
Eso me lleva al tema del anonimato. Aquí yo he tomado el camino de en medio. Ni he puesto mi nombre en ningún sitio, pero tampoco me he escondido llegado el caso. De hecho, los que visitáis de manera regular la página me conocéis, bien en persona, bien por fotos, o al menos hemos cruzado correos, siempre con mi nombre real. Nuestros artículos y comentarios son como una conversación entre amigos, pero una conversación pública. Cualquiera puede visitar los blogs y sacar mucha información personal.
No sigo con el resto de puntos. Os remito al artículo mencionado y a su origen, 9 motivos para tener un blog, de Jordi Abad. Miren, comparen, opinen.
Decía que me ha hecho volver la vista atrás. ¿Cuál era mi motivación para iniciar este hobby?
“En cuanto al porqué de publicar una página personal, se me ocurren varias excusas válidas. Aburrimiento, compartir pensamientos y experiencias..., pero me temo, como le dije a mi amigo Totito, que no es más que algún tipo de exhibicionismo. Que lo disfruten vuestras mercedes.”
Más claro, agua. Si me quejo es por vicio. Si alguien se interesa por la información personal que destila esta página, tendría que estar agradecido por la atención mostrada.
Aclarado esto, al menos por ahora, queda el tema de qué colgar en este espacio. Siendo franco conmigo mismo, hasta ahora mi relación con el blog ha sido la infructuosa búsqueda del artículo perfecto. Uno del que pudiera sentirme tan satisfecho que quisiera dejarlo publicado algún tiempo, que me diera pena que desapareciera bajo uno inferior. Sigo buscándolo. Os contaré algo. Como habréis visto, tengo instalada una utilidad estadística. El otro día me dio por chequearla. Resulta que el día de más visitas so far es uno en que colgué una foto de mi espalda quemada por el sol (!). Sacad vuestras propias conclusiones.
Puestos a analizar, podría clasificar los artículos en las siguientes categorías:
1. Copy-paste: canciones, artículos ajenos, etc.
2. Personales
3. De opinión
4. Producción propia: cuentos, cuadros, etc.
Cuanto más abajo en la clasificación, mayor dificultad en la elaboración. Consecuencia: menor número de artículos, también menor calidad. El balance general es bastante mediocre. Por favor, no intenten contradecirme.
Ahora bien, en realidad, ¿qué más da? ¿Realmente importa? Esto es un hobby, no una obligación. No hay un mínimo de calidad exigible para poder seguir ocupando espacio de memoria en algún sistema de almacenamiento en Singapur, u Ocklahoma, o donde quiera que Google tenga montado el chiringuito.
Lo que importa es que hasta ahora me ha dado algunos buenos ratos, y me ha permitido conocer a algunas personas. Puede ser una pérdida de tiempo, pero lo mismo que jugar al ordenador o ver la tele.
Conclusión final: por ahora no le meto fuego, pero algunas cosas van a cambiar. O eso espero.
Por cierto, un poco de información personal a todas luces irrelevante: ya tenemos ADSL en la guarida.

13 comentarios:

  1. Ufff, al empezar a leer me ha dado la impresión de que tu también cerrabas... menos mal...
    Espero que no cambien mucho las cosas. A mi personalmente me gusta lo que leo en esta guarida...
    (Al final sucumbió el ADSL eh?)

    ResponderEliminar
  2. Me ha pasado lo mismo que a 3nity, menudo susto. Bueno, análisis realizado y cambios previstos. Se ve que es época de muda, todo el mundo cambiando detalles en los blogs, mientras no cambies tu esencia, todo va bien...:)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No seas pesimista. Tu blog es una de las razones de que haya veces que llego a casa harta de ordenador todo el día, y lo encienda para conectarme a internet y ver ese artículo, foto, entrevista o curiosidad que me has comentado que has colgado en él.
    Ánimo chaval, que seguro que tu artículo perfecto llega algún día, y si no, tu éxito estará en seguir intentándolo y en no aceptar nunca la derrota como posible opción.

    ResponderEliminar
  4. Comentario de paco : versión 4.0 (¡que no me expreso como quiero, leches!)

    He hablado en plan filosófico primero, expresando mi punto de vista después, luego, he hablado de que mis amigos no me leen... pero las tres veces he acabado aburriéndome a mi mismo.

    Voy a por la cuarta. Y creo que va a ser la más pelota de todas.

    Me gusta tu blog. Y lo que más me gusta es que tiene de todo. Gustos personales, dudas, humor, amor, ciencia...
    Claro que en el momento que nuestro blog comience a parecernos una obligación, es mejor tomarse un respiro, un tiempo. Si nos vuelve a picar el gusanillo, pues volvemos. Si no, pues no.

    Bastante poco libres somos como para encima ponernos losas encima de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que esto de los blogs genera algo de responsabilidad. Yo lo comencé como una especie de lugar donde depositar mis querencias, artículos que quisiese recordar, frases, relatos míos que si no acabarían perdidos... En mis anteriores blogs no había tenido casi ningún visitante, y no esperaba tener más en éste. Cuando habéis empezado a visitar mi blog es cuando me he creado una especie de responsabilidad hacia vosotros: actualizar, sugerir temas que pudiesen ser interesantes para mis lectores, procurar escribir mejor... A veces es una responsabilidad algo esclava y te preguntas ¿Por qué me caliento tanto la cabeza? Pero el caso es que es una responsabilidad que te creas tú y con la que, como dices, de una forma u otra, te diviertes.

    O sea que no nos debes nada. A ti, por lo que dices, te debes un artículo perfecto, y divertirte en el empeño.

    ResponderEliminar
  6. Aunque no lo creáis no he escrito esto para hacerme acreedor de vuestros amables comentarios. De todas formas se agradecen.
    Sí, 3nity, al final sucumbí a la "alta velocidad". Bueno, las únicas diferencias son que ahora puedo ver lo que me envía Mizerable en casa, en lugar de tener que reenviarmelo al curro, y que puedo escuchar las canciones que cuelga Heliopolis. Eso, y que pago 40 pelotes en lugar de 15, claro.
    Que no panda el cúnico, miada, quedamos pocos pero somos mu jartibles.
    Ya tengo pensado el artículo perfecto, seis doble. Tratará sobre la matanza de focas de los puñeteros canadienses. O no, mejor, sobre los púlsars. Mmmm, ¿qué tal si me escribes algo sobre el dominó?
    Paco, me hubiera gustado leer las otras versiones también.
    Tienes razón, ismo, en lo que dices sobre la responsabilidad sobre mis lectores. Mis lectores, je, como si en lugar de 5 fuerais 500.000.
    Ejem, me vais a tener que perdonar. Como ya sabéis, hoy toca fútbol.

    ResponderEliminar
  7. mmmm...adsl y caballeros andantes, me parece muy bien...;-)

    ResponderEliminar
  8. Esa es la actitud, tomarlo como un hobby, como un quedar de vez en cuando con los amigos para tomar café, como esa llamada que recibes para saber cómo estás, o la visita para contar tus alegrías...
    Ah, y verás como el ADSL te parece otro mundo...

    ResponderEliminar
  9. Yo tenía un blog personal. Lo he mantenido dos años. Pero mi entorno no lo sabía. De todas maneras el contenido eran opiniones personales. Ahora los he cambiado. Estaba cansado de escribir, no es lo mío y no encontraba "materia", me repetía. Ahora lo estoy reconvertiendo también a contenido gráfico pero enteramente de mi creación.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. exibicionista mondrigoncillo!!!

    ResponderEliminar
  11. Lo de exhibicionista pase. Lo de mondrigoncillo ¿de dónde lo has sacado, maestro un poquito maniquita?

    ResponderEliminar
  12. He encontrado casualmente tu blog. Nada más ver el título ha llamado mi atención. "Blog de Gualterio Malatesta... muy interesante...". Y sí: me ha gustado. Di lo que quieras, no voy a contraddecirte, que sé que joroba cuando estamos diciendo: "no me gusta mi blog", pero todos insisten: "¡pero si está muy bien!". Sólo decirte que me pasaré con más frecuencia, y disculpa este comentario en un post de ha ya.

    Saludos,
    ***GaLeDrA***

    ResponderEliminar
  13. Nada que disculpar, y mucho que agradecer, GaLeDrA. Esta es tu casa.

    ResponderEliminar