jueves, 30 de marzo de 2006

Tic@

Llevaba unas semanas notando que su comportamiento era muy raro. Hace tiempo que sé que está por mí, pero es que últimamente tenía conmigo casi obsesión. Por si fuera poco, estaba lo de los movimientos, claramente insinuantes, que hacía cada vez que le rozaba. Como si mi sola presencia bastara para que se excitara.
Ayer me lo confirmó de la manera más obvia posible: dándome el fruto de su amor.


Naturalmente, ahora no sé si seguir llamándole Tico, o pasar a Tica. Claro que Tica suena regular. Por otro lado ¿no hay María Josés que se hacen llamar Jose? ¿Qué opináis vosotros?
Luego está el "fruto". Vaya dilema: ¿lo guardo como recuerdo o me lo como en tortilla?

15 comentarios:

  1. Yo tuve un periquito al que llamé Charly. Cuando descubrí que era una periquita seguí llamándole igual

    Respecto a la tortilla, por una parte sería un fin más digno que acabar podrido, o no más digno pero sí más 'glamouroso'... pero por otra, teniendo en cuenta lo que eres para Tico/Tica, sería como cometer canibalismo, así que... no sé, ¿No podrías liofilizarlo, o pasteurizarlo, o algo así, para que no se pudra?

    Entiendo que empollarlo no es una opción ;)

    ResponderEliminar
  2. Juas, qué bueno, mira tú por qué te iba buscando Tico...;)... El dilema es grande, pero la idea de Ismo es buena... o te queda la opción de mentirijillas... agujerito con una aguja en la parte de abajo...vaciar y dejar secar... parecerá su huevo, vacío, pero su huevo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. miada me ha dado una idea :

    - Partimos de que el huevo está vacío y seco.

    - Lo rellenas de silicona con cuidadín.

    - Pillas una alcayata pequeña y la pones en el agujero, con el aro por fuera y la rosca por dentro para que se agarre a la silicona. O igual venden de estas espumas de polímero que se echan "líquidas" y que luego endurecen...

    - Pintas el huevo.

    - Ya tienes adorno para el árbol de navidad...


    Y la verdad, con güebos de gallina no es mal entretenimiento para los chavales de la casa, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. miada me ha dado una idea :

    - Partimos de que el huevo está vacío y seco.

    - Lo rellenas de silicona con cuidadín.

    - Pillas una alcayata pequeña y la pones en el agujero, con el aro por fuera y la rosca por dentro para que se agarre a la silicona. O igual venden de estas espumas de polímero que se echan "líquidas" y que luego endurecen...

    - Pintas el huevo.

    - Ya tienes adorno para el árbol de navidad...


    Y la verdad, con güebos de gallina no es mal entretenimiento para los chavales de la casa, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Bueno, como os imaginaréis, lo de las espumas iba con lo de la silicona...

    ResponderEliminar
  6. Lo de la espuma iría mejor porque con silicona el huevo tiene que pesar un huevo.

    ResponderEliminar
  7. Oye, pues no son malas ideas, no (excepto la de empollarlo, claro).

    ResponderEliminar
  8. Anda, que Malatesta y Kari han sido abuelos!!!!

    ResponderEliminar
  9. Qué opinais del hecho de que Hepoir nos deja???
    Salu2

    ResponderEliminar
  10. Mi enhorabuena a los "abuelos"... jeje. Vaya secreto que escondía Tico... jeje

    ResponderEliminar
  11. Gracias, gracias. Lástima que no esté fecundado. Y eso que intenté que hiciera buenas migas con Coquito, el agapornis de mi suegra, pero que va, no hubo manera.
    Bienvenido, jacks. Es una lástima, pero espero que le vuelva a picar el gusanillo pronto.

    ResponderEliminar
  12. Con el ojo clínico que tienes, me resulta extraño que no te dieras cuenta. Nadie es perfecto

    ResponderEliminar
  13. Bueno, quizas ahora te expliques esa obsesión que tiene contigo y esos picotazos que te da cuando menos te lo esperas.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. deberiamos darte la enhorabuena?

    ResponderEliminar