jueves, 4 de agosto de 2005

Sobre los apegos

El otro día hablaba con un amigo sobre el budismo. Sí, sí, no es coña. Pues veréis, hay una parte del pensamiento budista que comparto, y es la idea de que la fuente de todo sufrimiento son los apegos. Apego a las cosas materiales y a las personas. La conclusión a la que llegan los budistas es que para evitar el sufrimiento hay que desapegarse de todo. Para ellos esa es la forma de evitar el ciclo de reencarnaciones y poder fundirse con el Alma Universal.
Pero prescindamos de la parte mística. Pensadlo un momento. ¿Qué es lo que nos hace sufrir? A veces, la falta o la pérdida de bienes materiales. Otras veces, la pérdida de los seres queridos. Estos budistas tienen la mente preclara. Claro, qué fácil. Veamos, podría desapegarme de mi casa, de mi coche (al que no tengo ningún apego en realidad), de mi ordenador (ese es un cabrón con cuernos). Pero, ¿cómo desapegarme de las personas que quiero? ¿Cómo evitar sufrir yo si ellos sufren, me abandonan, mueren?
Si fuera así sería más fácil llegar al "paraíso". Al menos ya estaría muerto.

7 comentarios:

  1. ¿De verdad piensan eso los budistas? Po si es asi ahora los entiendo mucho menos, como entiendo menos cada una de las religiones.
    El apego a las personas y lugares nos trae el dolor pero nos da también to las alegrias y satisfacciones.
    Coincido contigo perolaida, sin el apego la vida no sería vida y estaríamos totalmente muertos.

    ResponderEliminar
  2. Os recomiendo una película que pueden daros una breve panorámica del budismo: EL PEQUEÑO BUDA, dirigida por Bernardo Bertolucci y protagonizada por Keanu Reeves.
    Y ya puestos os doy otra que a mí me dejó de piedra y que censuraron en Méjico: LA ULTIMA TENTACIÓN DE CRISTO, dirigida por Martin Scorsese y portagonizada por Willem Dafoe. No dejeis que el título de ésta última os asuste y pasaros por la biblioteca municipal que os la dejan 3 o 5 días en VHS.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo es que sigue habiendo budistas? Me parece increible. Creo que es demasiado radical. Debe haber algún error de traducción. No puede ser. ¿Y para qué quieren llegar al paraiso? Su paraiso no tiene nada a lo que apegarse. Es vacio.
    Si acercas la mano al fuego la apartas porque sientes dolor. Si no sientes, no sufres...y eres un "pequeño saltamontes" con la mano quemada.

    ResponderEliminar
  4. A veces en la vida es facil darse cuenta de las cosas a nivel racional,pero es dificil llevarlas al sentido practico...
    El budsmo nace en oriente en que evidentemente la gente tiene otra mentalidad,y ahora se encuentra con el problema de trasladar las cosas a oriente con nuestra perspectiva limitada a nivel espiritual...
    Malatesta no creo que se trate de no sentir nada por las personas que queremos,si no simplemente hacerlas libres de nuestros apegos...Las madres no sobreproteger as us hijos por miedo,no intentar manipular a nuestra pareja en nombre del amor,es simplemente amarles para hacerles felices y mejores...

    ResponderEliminar
  5. Jon, esa interpretación que das a huir de los apegos sería más aceptable, pero no es la que leí en el pequeño librito del que te hablé, El Maestro de las Cometas. Habrá que ir a un centro budista a preguntar...
    Por cierto, he visto que has estado leyendo algunos textos. Te lo agradezco y te animo a que inicies tu propio blog. Seguro que se te daría bien esto.

    ResponderEliminar
  6. es un buen tema el de los apegos. Y no es tan corto de miras como decis y no se limita solo al budismo y no hay que mirarlo bajo el punto de vista de una religión si no en la vida real y cotidiana hay que estudiar mucho para entenderlo.La felicidad radica en ser feliz uno con uno mismo, sin na de la ciencia ficción o cuentos infaltiles,la vida es un cuento infaltil y no hay otra cosa que apegos a todo y a todos.

    ResponderEliminar
  7. Estoy seguro de que no es tan simple como yo lo entendí. Hay gente que se tira la vida entera estudiando el tema y aprendiendo a vivir de esta manera. Algunos hasta lo logran. Yo, sin embargo, no logro entenderlo.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar